Yuan, lejos de ser una moneda de reserva mundial: Bernanke

El exjefe de la Fed dice que China debe trabajar más para tener una economía fuerte; deberá seguir liberalizando sus cuentas de capital y fortalecer su mercado de valores.
bernanke fed  (Foto: CNN)
Sophia Yan
HONG KONG -

El yuan chino no está preparado todavía para el escenario mundial, a pesar del gran esfuerzo de Beijing para convertirlo en una moneda de la reserva internacional, de acuerdo con el expresidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke.

Hacerlo “requiere más que ser una economía fuerte”, dijo Bernanke en Hong Kong este martes.

“Para moverse en esa dirección, China tendrá que continuar liberalizando sus cuentas de capital, los regímenes de intercambio actuales y fortaleciendo y profundizando sus mercados de bonos y otros mercados de valores”.

China ha mantenido por largo tiempo un estricto control sobre su moneda para asegurar tasas de cambio favorables que beneficien los sectores de exportación y manufactura. Pero el Gobierno de Estados Unidos y otros han criticado a la segunda economía mundial por mantener el yuan, también llamado renminbi, artificialmente bajo.

Beijing continúa fijando diariamente su tasa de cambio, permitiendo que el yuan fluctúe dentro de un rango establecido, si bien el Gobierno ha empezado a soltar las riendas. El año pasado, el Banco Central duplicó el rango permitido de intercambio del yuan.

Y el yuan ha ganado cerca de 0.5% sobre el dólar estadounidense en el último año.

Esa apreciación fue suficientemente significativa para que la Fondo Monetario Internacional (FMI) declarara la semana pasada que el yuan “ya no estaba devaluado”, marcando un cambio en el sentimiento. Pero el FMI aun así instó a China a instalar más reformas y moverse hacia una tasa de cambio fluctuante.

Beijing ha dejado claro que quiere hacer del yuan un estándar global, incluso incitando al FMI para agregar la moneda al grupo que determina el valor de sus reservas. El grupo incluye actualmente al dólar, el euro, el yen y la libra esterlina.

Pero Bernanke advirtió que convertir el yuan en una moneda de la reserva global no debería ser la “meta final” de Beijing.

“La meta final es tener una economía más fuerte y productiva”, dijo. China debería “estar centrada en reformas más amplias que lleven a un crecimiento mayor y más sostenible”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Bernanke reconoció que algo del empuje para elevar el estatus de la moneda China tenía que ver con orgullo.

“Hasta cierto punto, esto es un asunto de prestigio nacional… aún hay mucho camino que recorrer”, dijo.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×