¿Por qué las tasas de interés desafían la gravedad?

Algunos instrumentos en vez de dar intereses ganan dinero, explica el ejecutivo Jeffrey Gundlach; el que tasas pasen ha negativo es influido por los temores de la economía europea, añade.
bonos euros  (Foto: Thinkstock)
Matt Egan
NUEVA YORK -

Jeffrey Gundlach, el presidente ejecutivo de la firma de inversión DoubleLine, se burló de una de las rarezas extremas de 2015: algunas tasas de interés han desafiado la gravedad y han pasado a terreno negativo.

Eso significa que en lugar de pagar intereses, determinados emisores de bonos como Alemania y Nestlé realmente están ganando dinero cuando toman prestado de los inversores.

Es exactamente lo contrario a cómo se supone que funciona el mercado de bonos.

"Me gustaría pedir prestado varios trillones de dólares a tasas de interés negativas. Si Alemania puede pedir prestado a negativo, ¿por qué nosotros no?”, dijo Gundlach a principios de la semana pasada durante una conferencia por Internet con inversores de DoubleLine.

Un trillón de dólares es más dinero del que puedes imaginar. Es un 1 con 18 ceros después y es lo que sigue a un billón y a 1,000 billones.

Pero antes de citar al Sr. Burns de Los Simpson o al Dr. Evil de Austin Powers, Gundlach aseguró a sus oyentes que estaba “obviamente siendo algo jocoso”.

Los 'tontos' compraron los bonos alemanes

Los comentarios de Gundlach destacan cuán salvaje han sido los mercados de bonos este año.

El fenómeno de “pasar a negativo” ha sido impulsado por los temores sobre la economía de Europa.

Algunos se preocuparon tanto por la deflación en Europa que pensaron que perderían menos dinero al comprar bonos con tasas negativas que manteniendo el efectivo. Luego, el Banco Central Europeo intervino con movimientos de emergencia adicionales que redujeron aún más los rendimientos.

Los bonos del Gobierno a corto plazo en Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania y Suecia tienen actualmente rendimientos negativos, un signo de una racha alcista en los bonos. (Los rendimientos caen cuando los precios de los bonos suben).

Pero últimamente ha sido difícil leer el mercado de bonos. Hace apenas dos meses, el rendimiento del bono alemán a 10 años coqueteó con el territorio negativo. Después de un cambio de tendencia dramático, se disparó por encima del 1% el miércoles pasado, por primera vez desde septiembre.

“Muchos tontos compraron bonos alemanes a rendimientos en un solo dígito en un plazo a 10 años pensando que de alguna manera se volverían negativos. Eso no ha funcionado”, dijo Gundlach.

La ola de ventas ha golpeado a los bonos estadounidenses también. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años tocó 2.46% el miércoles, el nivel más alto desde el pasado otoño.

Tal vez la burbuja de bonos no está reventando

Aunque Gundlach piensa que es tonto que las tasas se vuelvan negativas, pero sí cree que la venta masiva en el mercado de bonos podría ser exagerada.

Eso significa que Gundlach no cree que sea inteligente que los inversores se deshagan de sus tenencias de bonos solo porque los rendimientos han sido estado elevándose últimamente.

Él cree que un rally de bonos llevará el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años de vuelta al punto en que comenzaron el 2015, más o menos alrededor del 2.19%.

Gundlach confía en su previsión, a menos que la venta masiva de bonos se profundice aún más.

“Debes asustarte mucho si ves que el bono a 10 años se acelera por encima del 2.6%”, dijo.

Ahora ve
Litterati es la app que, con fotos, quiere limpiar el mundo
No te pierdas
×