Wall Street apuesta por un impago de Grecia

El costo por asegurar la deuda helena se ha disparado 456% desde el inicio de 2015; analistas ven poco probable que Atenas asegure un acuerdo de último minuto con sus acreedores.
banderasgrecia  (Foto: CNN)
Matt Egan
NUEVA YORK -

Vamos a ir al grano sobre Grecia. Wall Street apuesta a que hay una probabilidad del 75% de que el país incumpla con el pago de su deuda.

Atenas se queda sin tiempo para improvisar fondos de rescate suficientes para evitar un posible impago. El Gobierno tiene pocos días para llegar a un acuerdo antes de correr el riesgo de una salida de la zona del euro, la cual probablemente sería desastrosa para su economía.

Considerando estas dramáticas posibilidades, el riesgo se ha elevado. Una manera de medir ese riesgo es observando el precio por las nubes de las pólizas de seguro que desembolsarían si los bonos griegos quiebran. El costo de asegurar la deuda griega por un año contra el riesgo de impago se ha disparado 456% desde el inicio de 2015, según datos de FactSet.

Estos contratos de tipo seguro, conocidos como credit default swaps (seguros contra impago de deuda o CDS), implican que hay entre 75% y 80% de probabilidad de que Grecia incumpla con el pago de su deuda, según Jigar Patel, estratega de crédito de Barclays.

La probabilidad de un impago griego se eleva a la impactante cifra de 95% para los CDS a cinco años, dijo Patel.

“Un impago parece cada vez más probable”, escribió Peter Boockvar, analista en jefe de mercado del Lindsey Group, en una nota a clientes este martes.

La posibilidad de que Grecia asegure un acuerdo de último minuto con sus acreedores “luce más delgada ahora” y podría ser inferior a 50/50, dijo Jan Randolph, director de riesgo soberano de IHS Global Insights.

Los acreedores griegos están “buscando un cambio de régimen en Atenas por un Gobierno con el que realmente puedan hacer negocios”, dijo Randolph, quien agregó que han “renunciado” al primer ministro griego Alexis Tsipras.

Mucho más riesgoso que Rusia: el mercado de los CDS claramente emite señales de alerta sobre Grecia.

Ahora cuesta la elevada cifra de 3.6 millones de dólares al año asegurar 10 millones de dólares de bonos griegos contra el riesgo de un impago, según FactSet. Aunque eso es menor respecto al pico de la crisis de deuda en Europa en 2011, representa un alza de casi ocho veces más que hace un año.

Para poner esto en contexto, actualmente es 10 veces más caro asegurar la deuda griega contra el impago que asegurar la deuda rusa.

Eso significa que los mercados creen que Grecia es mucho más arriesgado. Cuesta 355,000 dólares asegurar 10 millones de bonos rusos contra un impago, según FactSet. Eso representa una baja de 25% en lo que va de este año, gracias a la estabilización de la economía de Rusia y a que los precios del petróleo de hecho han cesado su hundimiento.

Por supuesto, el mercado de los CDS es sólo una medida de riesgo. También es altamente dependiente de los supuestos, sobre todo acerca de la cantidad de inversión que un acreedor recuperaría si el país cae en impago.

Las acciones y los bonos griegos de hunden: Sin embargo, otros mercados más líquidos también emiten señales de advertencia sobre Grecia.

El mercado de valores griego se ha desplomado 13% en los últimos tres días de cotización, incluyendo una caída del 3% registrada solamente este martes.

En el mercado de los bonos, el rendimiento de la deuda griega a dos años se ha disparado a 30.2%. Hace un mes, el rendimiento era de solo 20%. Los rendimientos aumentan a medida que los precios de los bonos bajan.

Una 'Grexit' sigue siendo una apuesta arriesgada: Incluso si Grecia cae en impago en última instancia, eso no significa necesariamente que salga de la eurozona.

“Tendremos dos o tres episodios hasta que lleguemos a una Grexit (salida de Grecia); y eso es poco probable”, dijo Randolph.

Se refirió a las últimas encuestas que indican que muchas personas en Grecia no quieren abandonar el euro, una transición que sería extremadamente dolorosa financieramente. Una nueva moneda se valora significativamente por debajo del euro, aplastando el valor de los activos que los griegos poseen.

“Es un suicidio político tratar de introducir una nueva moneda. Nadie quiere ofrecerse de voluntario para una reducción salarial del 60% o una depreciación del 60% sobre sus hogares”, dijo Randolph.

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×