El ingenio de los griegos para hacerle frente al ‘corralito’

Algunos lo ven como una oportunidad para ahorrar, y otros acuerdan recibir salarios en efectivo; sin embargo, pensionados sí han padecido el cierre de bancos y límites en los retiros.
bancos grecia  (Foto: CNN)
Alanna Petroff
ATENAS (CNNMoney) -

Los griegos han recurrido al ingenio y la creatividad para administrar su dinero mientras los bancos de la nación siguen cerrados, una situación que ya ha entrado en su tercera semana.

Uno esperaría un pánico generalizado, sin embargo algunos griegos en Atenas dicen que se las arreglan como pueden, a pesar de que no pueden retirar de sus cuentas más de 60 euros (67 dólares) por día.

Y con los bancos cerrados, eso significa ir cotidianamente a los cajeros automáticos… o idear otras maneras de conseguir efectivo.

El camarero Lorenzo Kaci, de 26 años, que trabaja en un popular establecimiento de kebabs en Atenas, dijo que le pidió con antelación a su empleador que le pagara en efectivo.

Kaci explicó que muchos otros trabajadores acordaron que la mitad de su sueldo fuera depositado en sus cuentas bancarias, y la otra mitad pagada en efectivo.

Incluso algunos trabajadores cuyos sueldos se depositan directamente en sus cuentas bancarias están encontrando maneras de arreglárselas.

Por ejemplo, George y su esposa Anna, de 37 y 32 años respectivamente. Sus sueldos van directamente al banco. Cuando necesitan dinero en efectivo, retiran 60 euros de los cajeros automáticos. Pero dicen que ese límite tiene un lado positivo. "Nos vemos obligados a ahorrar dinero. Para nosotros, no fue un gran problema", dijo Anna.

Aunque muchos griegos suelen preferir el efectivo, la pareja también ha comenzado a utilizar más sus tarjetas de crédito para gastos ordinarios. Eso les da algo más de flexibilidad en la forma en que gastan.

En cuanto a aquellos que tienen que pagar la renta mensual, se han dado arreglos entre inquilinos y propietarios para que los pagos puedan hacerse más tarde o en abonos, pues todo el mundo es consciente de los topes establecidos en los bancos.

Además, dice George, muchas personas de su edad aún viven con sus padres, por lo que no tienen que preocuparse por los pagos demorados.

Hay, sin embargo, un grupo de griegos para quienes los cierres de los bancos son un problema: los jubilados que dependen de los pagos regulares del Gobierno son los que atraviesan el momento más difícil.

Algunos bancos han recibido autorización para permanecer abiertos a fin de que los jubilados pueden cobrar sus cheques. Pero muchas de estas personas tienen que esperar largas filas y no pueden retirar más de 120 euros (133 dólares) por semana.

Aparte, los bancos abren sólo por períodos cortos. Anna dijo que la gente que vio formada en la fila parecía atemorizada.

Este nerviosismo generalizado ha originado que muchas personas acudan a los cajeros automáticos todos los días para sacar todo el dinero que tienen permitido. Piensan que ocultar el dinero bajo el colchón es mejor que tenerlo en un banco inestable.

Ahora ve
Organización capta el trato cruel que reciben las vacas en una granja de Florida
No te pierdas
×