China tiene un problema de burbujas

Los chinos tienen pocas opciones de inversión y aglomeran las existentes; ello explica el desplome en los mercados de China de las últimas sesiones.
china mercdo bursatil 1  (Foto: CNN)
Sophia Yan
HONG KONG -

Compremos una propiedad…No, espera, compremos acciones. Bueno, pensándolo mejor, una propiedad.

China tiene un problema: Sus ciudadanos están entre los más ahorradores del mundo, pero no tienen suficientes lugares dónde invertir su dinero, una realidad que está contribuyendo a la formación de burbujas de activos.

Durante años, la inversión preferida en China era la propiedad, los ladrillos. En una época, esto tenía sentido, pues había mucha demanda de vivienda en el país más poblado del mundo. Metrópolis enteras se construían durante la noche.

Pero a medida que más personas invertían en propiedades, el mercado se saturó. Algunos nuevos desarrollos inmobiliarios permanecieron desocupados, la construcción se desaceleró y los precios inmobiliarios bajaron. Ante la disminución de rendimientos, muchos inversionistas sacaron su dinero del ladrillo y lo invirtieron en un vehículo de inversión de moda: el mercado de valores.

La ola de inversión ayudó a impulsar el mercado bursátil chino a nuevos máximos. Las acciones de la Bolsa de Shanghái tocaron su nivel máximo a mediados de junio, después de haber aumentado un increíble 150% respecto al año anterior. El mercado de valores de Shenzhen subió incluso más, hasta hacer espuma.

Luego el mercado se desplomó, las acciones se precipitaron en una vertiginosa caída libre en las últimas semanas.

Hoy, debido a que el ciudadano chino promedio tiene pocas opciones de inversión, una parte del dinero está yéndose de nuevo a la propiedad, de acuerdo con la encuesta china sobre las finanzas de los hogares.

"Lo que tenemos aquí son hogares chinos con una enorme tasa de ahorro, con mucho dinero para invertir", dijo Brian Jackson, un economista de IHS Global Insight para China. "Las opciones formales de inversión son muy limitadas, por eso la gente se amontona en las que están disponibles... [y] eso alimenta las burbujas especulativas", indicó.

Los inversionistas chinos están limitados a las propiedades, los fondos de pensiones del Gobierno, las cuentas de ahorro básicas y las acciones. No hay cuentas 401K o Roth IRA, y la inversión extranjera está fuertemente restringida.

La falta de opciones ha dado lugar a la proliferación de inversiones de mayor riesgo y opacas, a menudo denominadas "productos de gestión de patrimonio", que ofrecen tasas de interés más altas que las cuentas de ahorro tradicionales. El problema es que se manejan fuera del balance de un banco, y con poca transparencia.

Para quienes buscan evitar este sistema de inversión a la sombra, las acciones y las propiedades pueden ofrecer rendimientos atractivos.

Detrás del reciente auge del mercado de valores estuvieron los inversores minoristas, muchos de los cuales tenían poca experiencia en inversión y se lanzaron al parque después de ver las ganancias que reportaba a vecinos y familiares. Muchos creían que el apoyo gubernamental para los mercados convertía la renta variable en una apuesta segura.

Ese tipo de mentalidad colectiva se da en otros lugares, explicó Jackson, pero las burbujas especulativas pueden formarse más rápidamente en China.

"El problema que tiene el Gobierno chino es encontrar una forma de ampliar el número de opciones de inversión para satisfacer la demanda de inversión de los hogares, pero hacerlo sin introducir demasiada volatilidad en el sistema", dijo.

Ahora ve
‘Despacito’, de Luis Fonsi, arrasa en la entrega número 18 de los Grammy Latino
No te pierdas
×