El precio del petróleo se desmorona en silencio... otra vez

El crudo ronda de nuevo sus mínimos de marzo y amenaza con dañar aún más a la industria; la caída es provocada por un exceso de oferta generada por la revolución del esquisto en EU.
petroleo3  (Foto: Getty)
Matt Egan
CNNMoney -

El mundo tiene demasiado petróleo.

Puede que el colapso del mercado de valores de China y la crisis de los metales estén recibiendo toda la atención últimamente, pero el petróleo crudo se está desmoronando silenciosamente una vez más. El energético ha caído casi 20% solamente este mes y se hundió brevemente por debajo de los 47 dólares por barril el martes. Eso lo deja coqueteando con los mínimos de marzo, que fue su precio más bajo desde 2009.

La última venta ha sido impulsada por la misma dinámica que provocó que el petróleo cayera desde los 100 dólares el verano pasado. La revolución energética estadounidense ha creado un exceso de oferta masiva y la economía mundial tibia está deprimiendo el crecimiento de la demanda.

La buena noticia para los conductores estadounidenses es que los conocedores de la industria esperan que estas dinámicas persistan, lo cual mantendrá los precios de la energía baratos durante algún tiempo. Miles de gasolineras de Estados Unidos tendrán precios menores a los 2 dólares para diciembre, según Tom Kloza, director de análisis petrolero del Oil Price Information Service.

Persiste el exceso de ofertaLos precios del petróleo han estado en una montaña rusa a medida que Estados Unidos y Arabia Saudita batallan por la participación de mercado en la industria energética global.

El crudo cayó desde 107 dólares por barril en junio de 2014 hasta 43.46 dólares en marzo pasado. Luego se recuperó a poco más de 61 dólares por la esperanza de que el desequilibrio oferta/demanda se hubiera resuelto a medida que los productores estadounidenses redujeron la perforación. Eso resultó no ser el caso debido que la producción estadounidense se está elevando.

“La producción estadounidense ha sido notablemente resistente. Cualquier tipo de aumento de precios se enfrentará a una pared de producción que frenaría aún más cualquier aumento de los precios”, dijo Vincent Piazza, analista de Bloomberg Intelligence.

Estados Unidos actualmente está bombeando 9.5 millones de barriles de petróleo por día; hasta un millón más que hace un año.

“La recuperación solamente envalentonó a los productores de petróleo crudo de esquisto. Así que vimos otra oleada de producción”, dijo Walter Zimmerman, jefe de análisis técnico de United-ICAP.

La producción también podría estar en aumento en Irán en el momento equivocado. Si se levantan las sanciones, el acuerdo nuclear de Irán con Occidente podría añadir cientos de miles de barriles de petróleo al mercado mundial cada día.

La agitación en China mantiene un límite sobre la demanda: El panorama de la demanda no luce mucho mejor. La economía de Estados Unidos no solo se contrajo durante el primer trimestre, sino que las estimaciones de crecimiento mundial siguen siendo recortadas constantemente.

China se encuentra en el corazón de estas preocupaciones. Su tasa de crecimiento ha pasado de un explosivo auge a simplemente buena; y muchos temen que se dirija hacia abajo. Esa desaceleración significa que no se puede depender de China para que consuma el exceso de petróleo creado por el esquisto. El colapso del mercado de valores de China —que se reanudó esta semana después de un breve respiro— solo está aumentando las preocupaciones sobre la salud económica subyacente del país.

“China es el Michael Jordan del crecimiento de los mercados emergentes. Si Michael Jordan se fractura el pie, eso realmente afecta la credibilidad del crecimiento del consumo”, dijo Kloza.

Las acciones energéticas renuevan su caída: Al igual que el oro y el cobre, el petróleo sigue siendo golpeado por el alza del dólar estadounidense. Un billete verde más fuerte hace que las materias primas que son cotizadas en dólares sean más caras para los compradores extranjeros.

Todo esto está cobrando un precio en la Bolsa de valores estadounidense. El petróleo subió 1.5% el martes, generando fuertes alzas en el sector energético del S&P 500. Sin embargo, a pesar de esas ganancias, el grupo sigue registrando una baja de 6% en lo que va de julio y de 12% en el año. Algunos de los mayores perdedores en el más amplio índice S&P 500 en este mes incluyen a acciones de energía como Chesapeake Energy, Ensco, Marathon Oil y Apache. Todos esos títulos han caído hasta 20%.

Entonces, ¿hacia dónde van los precios del petróleo? Es bastante difícil encontrar un catalizador para un fuerte repunte de los precios en los próximos nueve meses, dijo Kloza.

Zimmerman cree que el petróleo pronto podría volver a probar el mínimo de marzo de 43.46 dólares por barril. Si rompe ese nivel hacia abajo, el siguiente nivel lógico es 32.40 dólares; el sótano fijado en 2008-2009 durante la Gran Recesión.

“Podría ser mucho peor que eso, porque hay mucho más producción de petróleo de esquisto ahora que la que había en 2008”, dijo Zimmerman.

Su escenario más bajista incluye un pánico vendedor que enviaría brevemente al crudo a un mínimo de 25 dólares por barril.

Ahora ve
Angela Merkel fracasa en su intento de crear un gobierno de coalición
No te pierdas
×