Economía de EU: el regreso del crecimiento

El segundo semestre será mejor para el mercado bursátil y el PIB de ese país, según expertos; se espera que el reporte de empleo muestre datos que señalen una mejoría económica sostenida.
estados unidos  (Foto: iStock by Getty)
Patrick Gillespie
NUEVA YORK -

La economía y las acciones de Estados Unidos recibieron algunos golpes a principios de este año. Ahora el escenario está listo para un repunte.

“El segundo semestre será mejor para la economía y el mercado que el primer semestre”, dice Art Hogan, director gerente de Wunderlich Securities en Nueva York.

Hogan y otros expertos ven que la economía y las acciones están recuperando ímpetu a pesar de una serie de vientos en contra. El S&P 500 solamente ha subido 2.2% en lo que va de este año. Hogan pronostica que el S&P 500 tendrá ganancias de 8% para finales de 2015.

¿Qué está impulsando este optimismo? Ya hay algunas señales alentadoras. La economía creció 2.3% entre abril y junio en comparación con hace un año.

Aunque todos, desde Wall Street hasta el ciudadano promedio, preferirían ver un crecimiento cercano al 3%, sigue siendo un número sólido. El Departamento de Comercio de Estados Unidos también revisó al alza el crecimiento entre enero y marzo, el cual previamente se pensaba que estaba en números rojos.

Estos dos indicadores positivos despejan la pista de despegue para que eL país cobre mayor velocidad.

El empleo y los salarios son la clave: el número real que debemos observar es el informe de empleo que se publica este viernes. Cualquier cifra por encima de los 200,000 empleos añadidos en julio será sólido. Por encima de 250,000 sería especialmente fuerte.

La economía de Estados Unidos está a punto de estar en pleno empleo con una tasa de desempleo que ha bajado a 5.3%. Sin embargo, aunque más personas han podido obtener empleos, los salarios no están creciendo mucho. Eso detiene el crecimiento de la economía.

El repunte del empleo de hecho podría desacelerarse en el segundo semestre, pero esa no es una mala señal, dice Joseph Lake, economista global de The Economist Intelligence Unit. Un crecimiento más lento del empleo indicaría que el mercado laboral está muy lejos de su potencial.

Eso es importante para los salarios. Cuando el mercado de trabajo se acerca al pleno empleo, el poder de negociación para un aumento salarial cambia gradualmente desde el empleador al empleado.

La mayoría de los economistas, incluso Lake, predicen que el crecimiento salarial repuntará. Una vez que esto suceda, la gente tenderá a tener más confianza y eso los llevará a salir y comprar más.

El gasto del consumidor constituye la mayor parte del crecimiento económico de Estados Unidos. Los últimos datos de la semana pasada mostraron que el gasto del consumidor subió en el segundo trimestre.

¿Dónde están los compradores estadounidenses?: Los inversionistas tendrán una buena lectura de cómo se encuentran los compradores estadounidenses esta semana a medida que una gran cantidad de tiendas y restaurantes reporten ganancias. Empresas tan diversas como Disney, Ralph Lauren, Wendy's y Fitbit reporten esta semana, y sus ejecutivos a menudo hacen comentarios sobre sus perspectivas para el resto del año, incluyendo la crucial temporada navideña.

La confianza del consumidor se ha reducido desde el comienzo de este año, pero la historia reciente sugiere que podría mejorar pronto. El año pasado, la confianza del consumidor apenas cambió entre enero y julio. Luego subió, alcanzando su punto más alto desde 2007 en diciembre pasado.

Incluso con la caída, el nivel de confianza actual en Estados Unidos es mucho mayor de lo que ha sido en los últimos años, de acuerdo con la encuesta de la Universidad de Michigan.

“El consumidor debe ser un líder de esta recuperación en este momento”, dice Ethan Harris, economista de Bank of America Merrill Lynch. “No estamos hablando de un auge, pero estamos hablando de un periodo de crecimiento modesto por encima de la tendencia”.

Otra indicación de que Estados Unidos va en la dirección correcta: un alza de tasas de la Reserva Federal podría producirse en seis semanas.

El gran momento podría suceder el 17 de septiembre: La mayoría de los expertos creen que la Fed elevará su tasa de interés clave en septiembre por primera vez en más de 9 años. Sería un enorme voto de confianza de la Fed sobre la salud de la economía.

Un alza de tasa no será drástica al principio. El aumento inicial probablemente sea de alrededor de 0.25%, si es que acaso se produce. Pero el ritmo de las alzas —no es el momento de la primera alza— es más importante, dicen los expertos.

Los inversionistas siempre se ponen nerviosos con los cambios. Las mayores tasas de interés aumentan los costos cuando quieren pedir dinero prestado, lo cual generalmente contrae el apetito de los negocios por gastar. El efecto dominó podría conllevar a un menor crecimiento para las empresas.

Pero Hogan, estratega de mercado, señala que las empresas estadounidenses ya han resistido una tormenta de vientos en contra este año: el dólar fuerte, Grecia, la crisis geopolítica, el desplome del mercado de valores de China. Las empresas todavía conseguirán fuertes ganancias después de un alza de tasas de la Fed, argumenta.

“Este es un mejor momento para la economía de Estados Unidos que cualquier otro año desde 2007”, dice Lake, de The Economist Intelligence Unit.

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×