Superdólar aumenta presión sobre la industria mexicana

La depreciación del peso puede traducirse en afectaciones al consumidor en los próximos meses; la agricultura tuvo un aumento en precios de 7.88% anual en julio.
Inflación al productor  (Foto: iStock by Getty)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las presiones inflacionarias para los productores mexicanos que importan bienes intermedios continuaron en julio por la depreciación del peso frente al dólar, por lo que especialistas y empresarios no descartaron que los efectos en el consumidor se vean en el cuarto trimestre del año.

Entre enero y julio, el peso acumuló una pérdida de 8.55%.

En el séptimo mes del año, los precios al productor aumentaron 0.57% mensual, para situarse en una tasa anual de 3.31%, en tanto que los precios al consumidor subieron 0.15% mensual a una tasa anual de 2.74%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La fabricación de equipo de computación, comunicación y de otros electrónicos tuvo su cuarto aumento consecutivo de doble digito, con 13.19% anual, su mayor avance desde que el INEGI tiene registros.

Los precios en la fabricación de equipo de transporte subieron 11.71%, tras repuntar 10.28% en junio; mientras que la elaboración de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica treparon 10.69%, tras un incremento de 9.41% en junio.

El sector agrícola tuvo en julio un aumento en precios de 7.88% anual. En lo que va del año ha tenido un alza promedio de 5.21%.

“Es un impacto desde enero por el tipo de cambio. El 50% de las semillas mejoradas que se usan en México de maíz, trigo, soya y frijol son importadas”, dijo el director de la carrera de Economía de la Escuela de Negocios del Tec de Monterrey, Campus Santa Fe, Raymundo Tenorio.

Agregó que insumos como el nitrato de amonio que se utilizan para los fertilizantes también se importan.

Un documento de la Asociación Mexicana de Semilleros señala que en lo que respecta a las semillas de hortalizas que se usan en México, el 95% son importadas, como brócoli, jalapeño, espinacas, entre otras.

De acuerdo con Tenorio, en el último trimestre es cuando se verán los impactos en el consumidor debido a que los inventarios en las tiendas se reponen para las ventas de fin de año. En tanto que el caso de productos agrícolas ya se acerca la temporada de siembra otoño invierno, por lo que puede esperarse una mayor demanda de insumos importados.

Los datos del INEGI muestran que en julio la industria del plástico y hule tuvo un aumento en precios de 7.61%, el mayor desde febrero de 2012.

“Desde hace casi 10 años, los industriales transformadores de plástico han podido manejar las fluctuaciones de precio de sus materias primas de manera satisfactoria de modo que parte de los incrementos en costo se puedan trasladar al producto terminado.

“Sin embargo, no en todos los productos es posible hacerlo con prontitud o en forma relativamente directa, por lo que en ocasiones es necesario absorber parte de los costos o hacerlo durante cierto tiempo. Es usual que los precios de los productos lleguen a reflejar los aumentos de precio de materias primas en un lapso de 2 a 3 meses”, dijo a CNNExpansión la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC).

De acuerdo con los economistas Jonathan Heath y José Luis de la Cruz, el impacto en precios a los consumidores derivado de la depreciación dependerá de cada industria y empresario.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los especialistas coinciden en que si el peso consigue recuperarse frente al dólar se verá un tipo de cambio de entre 15.50 a 15.80.

Por su parte el subgobernador del Banco de México (Banxico), Manuel Sánchez, dijo este jueves que depreciación del peso representa un riesgo importante para la inflación y la recuperación de la economía local.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×