La economía mundial (aún) es adicta al dinero barato

Bancos centrales de varios países continúan inyectando liquidez para reactivar sus economías; las entidades de EU y Gran Bretaña podrían mantener sus tasas sin cambios por mayor tiempo.
dolar euro monedas  (Foto: Getty)
Virginia Harrison
LONDRES (CNNMoney) -

Los banqueros centrales están abalanzándose al rescate de las economías tambaleantes, calmando el pánico de los inversores por el momento, pero enfatizando una adicción mundial al dinero fácil.

China intervino para apuntalar su decaída economía esta semana después de que un agudo hundimiento accionario y de que los temores sobre la desaceleración del crecimiento provocaran olas de ventas masivas los mercados globales. Las autoridades recortaron las tasas de interés —por quinta vez en apenas nueve meses— y redujeron la cantidad que los bancos deben mantener en reserva, en un intento por impulsar los préstamos.

China no está sola en sus acciones. Los responsables de las políticas en países que fabrican casi la mitad de la producción de la economía mundial de 77 billones de dolares están trabajando para estimular el crédito e impulsar el crecimiento.

Los bancos centrales de Canadá, India, Australia y Noruega han reducido las tasas de interés este año y se espera que la mayoría de los países las disminuyan aún más. Las tasas en Suiza han languidecido en terreno negativo desde finales del año pasado. Y los políticos en Europa y Japón están imprimiendo dinero como una herramienta para apoyar el crecimiento.

Los esfuerzos ilustran las grietas en la economía mundial. Cinco de las siete economías más grandes se encuentran en modalidad de dinero barato, mientras que Estados Unidos y Reino Unido permanecen estancadas en un punto muerto; al menos por ahora.

Estados Unidos estaba en camino de aumentar las tasas el próximo mes, pero los problemas que afectan a China y al resto del mundo podían posponer eso. El miércoles, el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, arrojó un balde de agua fría sobre un alza en las tasas, aunque más pistas podrían producirse esta semana, cuando la Fed se reúna para su retiro anual en Jackson Hole, Wyoming.

El Banco Central no ha aumentado su tasa de interés de referencia en casi una década. Cualquier movimiento al alza sería considerado como una señal de que la economía estadounidense es saludable y está en camino a recuperarse de la recesión.

Cualquier próxima alza de tasas en Gran Bretaña también quedaría congelada.

“Si la Fed se retrasa en respuesta a la evolución de China, el argumento de nuestra expectativa de que (las tasas de interés de Reino Unido) no subirán hasta el segundo trimestre de 2016 luce aún más sólido”, dijo el economista de Oxford Economics, Martin Beck.

El Banco Central Europeo está preparado para hacer más para combatir la creciente turbulencia económica. El economista y miembro ejecutivo del consejo del Banco, Peter Praet, dijo el miércoles que está dispuesto a ampliar su programa de compra de bonos si es necesario.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El BCE ha estado bombeando alrededor de 60,000 millones de euros al mes en los mercados europeos desde marzo. Está tratando de impulsar la inflación y el crecimiento de la zona euro al hacer incluso más barato que los gobiernos y las empresas pidan dinero prestado.

El petróleo barato está exacerbando los problemas de muchos países. Los precios del petróleo han perdido cerca de 25% este año, causando mucho dolor para las economías dependientes de la energía como Canadá, Rusia y Noruega. La fuerte caída del crudo suena a una advertencia de que la demanda global es ligera y que el crecimiento se está desacelerando.

Ahora ve
Un dron choca con un avión comercial en el cielo de Canadá
No te pierdas
×