¿Más empleos en EU, igual a una alza en la tasa de la Fed?

El próximo dato laboral de EU sería determinante para que el Banco Central ajuste su política; cualquier cifra por arriba de los 200,000 nuevos puestos de trabajo será considerada positiva.
Fed  (Foto: CNN)
Patrick Gillespie
NUEVA YORK (CNNMoney) -

La semana pasada vimos el lado bueno, el malo y el feo del temor por la economía mundial.

El Dow Jones cayó hasta 1,000 en operaciones intradía a medida que crecían los temores acerca de la magnitud de la desaceleración económica de China.

El índice también tuvo su mejor racha alcista de dos días en su historia el jueves pasado, después de enterarse de que la economía estadounidense se está desempeñando bastante bien.

Y, oh, la Fed envió señales mixtas —¡otra vez!— sobre una posible alza de las tasas de interés en septiembre, en menos de tres semanas a partir de ahora.

La economía estadounidense sólida y estable sigue resistiendo toda la agitación global. Y el crucial informe de empleos del próximo viernes proporcionará una importante revisión de Estados Unidos, la cual podría confirmar la solidez de la economía.

¿Por qué este informe de empleo es tan importante?

Este reporte de empleo es especialmente clave debido a que juega un papel importante en la decisión de la Fed: el Banco Central podría elevar sus tasas de interés de referencia por primera vez en una década en septiembre.

Si el mercado laboral luce fuerte, eso podría presionar a los miembros del comité de la Fed hacia un alza de tasas este mes, a pesar de la reciente turbulencia en el mercado de valores mundial.

Una buena cantidad de alza de empleos es cualquier cifra por encima de los 200,000 puestos de trabajo.

Todos prestarán especial atención al crecimiento de los salarios el viernes: es una medida clave de la inflación, una de las dos medidas clave para que la Fed justifique un alza de tasas.

El comité de la Fed celebrará una reunión clave 10 días después de que el informe laboral sea publicado. Después de eso, solamente serán publicadas otras dos piezas importantes de información: las ventas minoristas y la inflación. Así que, este informe de empleo tiene mucho peso.

La economía estadounidense tuvo un mejor primer semestre de lo que se pensaba previamente: el Departamento de Comercio revisó significativamente el crecimiento económico entre abril y junio del 2.3% al 3.7%.

“Si observamos las cifras económicas de Estados Unidos, hay buenos argumentos para (defender un alza de tasas en) septiembre”, dice Paul Ashworth, economista de Capital Economics.

Un alza en las tasas sería un voto de confianza de la Fed sobre la salud de la economía y su dirección futura. Sin embargo, los inversores temen que un alza de tasas de la Fed pueda obstaculizar el impulso del mercado alcista de seis años de edad.

El contagio de China podría afectar a la Fed

La economía global —específicamente China y su impacto— podría pesar más que cualquier buen progreso económico de Estados Unidos.

Las últimas turbulencias del mercado se originan en la decisión de China de devaluar su moneda, el yuan, hace dos semanas. Eso inmediatamente planteó preguntas acerca de si la economía china realmente está creciendo a un 7%, como ha dicho el Gobierno.

“No hay nadie que realmente crea que China está creciendo a un 7%”, dice Tim Anderson, director gerente en MND Partners.

La devaluación fue seguida por una caída del índice manufacturero de China a un mínimo de seis años. A esto, siguió la locura en los mercados globales, la cual continuó todavía la semana pasada.

Muchas monedas de los mercados emergentes —desde Colombia hasta Indonesia— cayeron frente al dólar estadounidense.

Estos países están mucho más expuestos a la crisis china que Estados Unidos. Y el desempeño de estos países puede afectar el comercio estadounidense con ellos y, finalmente, a la economía estadounidense.

En medio de la volatilidad, el presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, dijo el miércoles pasado que un alza de tasas en septiembre parecía “menos convincente”, que tan solo unas semanas antes. En resumen, la crisis de los mercados accionarios sí impactará la decisión de la Fed sobre una alza de tasas.

Pero ese sentimiento no fue compartido por el vicepresidente de la Fed Stanley Fischer. El viernes, dijo a CNBC que es demasiado pronto para emitir juicios en un sentido u otro sobre un alza de tasas en septiembre.

Puede que las futuras acciones la Fed sean más fáciles de descifrar el viernes después del informe de empleo.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×