4 claves sobre la economía de Brasil tras la rebaja de S&P

El recorte en la calificación del país reflejó los fuertes problemas fiscales del Gobierno; además, la economía brasileña está sumida en una recesión.
dilma rousseff7  (Foto: CNN)
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Brasil perdió el codiciado grado de inversión, en medio de una recesión y la batalla del Gobierno de Dilma Rousseff por recuperar la confianza del mercado.

Standard & Poor’s recortó la nota de Brasil a BB+, el escalón más alto dentro del grado especulativo, desde BBB-, tras haber advertido hace menos de dos meses que era posible una rebaja.

“La decisión de S&P de recortar la calificación de Brasil no es una sorpresa y tampoco dice algo que los analistas no supieran sobre el desastre fiscal en el país”, dijo la firma Capital Economics en un reporte.

“Los mercados brasileños podrían enfrentar presión en los próximos días y semanas, pero pensamos que gran parte del impacto de la rebaja ya fue asimilado”, agregaron.

Esto es lo que debes saber sobre la economía brasileña tras la decisión de S&P.

1. Problemas fiscales

Durante el Gobierno de Dilma Rousseff, las autoridades aumentaron fuertemente gasto, a tal grado que erosionaron las cuentas públicas. Como consecuencia, el país sudamericano registró su primer déficit presupuestario en más de una década, durante el año pasado.

Brasil cerró 2014 con un déficit fiscal primario de 0.63% del Producto Interno Bruto (PIB).

La semana pasada, el Gobierno de Rousseff envió al Congreso un proyecto en el que espera reducir el déficit a 0.34% del PIB, cuando previamente se había estimado un saldo fiscal positivo equivalente al 0.7% del PIB.

“Los riesgos de ejecución fueron la razón detrás del cambio en la perspectiva [de S&P] hace menos de dos meses, poco después de que los objetivos fiscales para los próximos tres años fueron reducidos”, dijo Barclays en un reporte.

2. La economía en recesión

El PIB del gigante sudamericano se contrajo 1.9% en el segundo trimestre y sumió al país en una recesión que golpeó la popularidad de la presidenta Dilma Rousseff.

La contracción fue mayor a la baja de 1.7% que esperaba el mercado.

Apenas el 7 de septiembre, Rousseff reconoció que parte de sus políticas contribuyeron a la recesión.

“Las dificultades y desafíos son el resultado de un largo periodo en que el Gobierno entendió que debía gastar lo que fuera preciso para garantizar el empleo y el salario de los trabajadores, y continuar con las inversiones y los programas sociales”, dijo en un video para conmemorar el Día de la Independencia de Brasil.

“Ahora tenemos que reevaluar todas esas medidas y las que deban ser reducidas”, agregó.

3. Los socios de Brasil en crisis

Brasil dependió durante mucho tiempo de la exportación de materias primas, lo que significó una gran fuente de recursos desde el exterior. Sin embargo, el panorama se ve nublado ante la desaceleración global.

“La combinación de un ciclo de commodities, la incertidumbre por China y las dificultades que enfrenta el resto de la economía global, junto con las investigaciones de fraude en Petrobras, harán difícil el crecimiento económico en los próximos años”, señaló el banco Wells Fargo en un reporte.

“Factores geoeconómicos, particularmente la caída de los precios de materias primas y un crecimiento más lento de las economías en desarrollo han contribuido con el derrape de Brasil”, dijo la consultora Control Risks en un documento.

China, uno de los mayores consumidores de commodities del mundo, elevó las alertas el mes pasado al devaluar su moneda, un movimiento que los mercado vieron como un intento para animar el debilitado crecimiento económico.

4. Inflación

El mercado interno de Brasil también se deprimió por la alta inflación que ha registrado.

Los precios al consumidor subieron 9.53% en los 12 meses hasta agosto. Aunque la cifra representó una baja frente a julio, constituye más del doble de la meta oficial del Banco Central brasileño: 4.5%.

La entidad monetaria que dirige Alexandre Tombini, que este miércoles canceló una conferencia con periodistas, elevó recientemente su tasa de referencia a un máximo de nueve años de 14.25% en un intento por frenar el alza en los precios.

Analistas esperan que la inflación se desacelere en los próximos años ante la medida del Banco Central y la recesión.

Ahora ve
Organización capta el trato cruel que reciben las vacas en una granja de Florida
No te pierdas
×