Donald Trump en la Casa Blanca provoca temor a Wall Street

El magnate ha criticado a los mercados asegurando que quiere aumentar los impuestos para los ricos; el aspirante a la presidencia de EU genera incertidumbre, factor negativo para los inversionistas.
El magnate estadounidense no es visto con buenos ojos por la  (Foto: Reuters/Archivo)
(CNNMoney) -

A primera vista pareciera que el multimillonario republicano suena como el candidato presidencial de ensueño para Wall Street.

Pero Donald Trump no lo es. De hecho, la idea de Trump en la Casa Blanca provoca temor en el corazón del capitalismo.

Trump ha criticado a Wall Street en discursos recientes, asegurando que quiere aumentar los impuestos para los ricos y que propondrá políticas que dañarán a las compañías multinacionales.

"Wall Street lo odia porque es un traidor de la clase”, dijo Greg Valliere, jefe de estrategia política del Grupo de Investigación Potomac. "Él ha tomado la retórica populista que se basa en decir que Wall Street es ambiciosa y que tiene mucho dinero”.

Incertidumbre

Lo impredecible de Trump introduce un nuevo nivel de incertidumbre. Es un factor muy negativo para los inversionistas, que quieren un mapa muy bien delineado del panorama económico antes de comprometer su dinero en el futuro.

"Wall Street desea certidumbres, no variables. Y Donald Trump es una variable, incluso me atrevería a decir que es una incertidumbre”, dijo Peter Kenny, un veterano de 30 años de Wall Street que funge como jefe de estrategia de mercado en el Grupo Clear Pool, una compañía de tecnología financiera.

Una Casa Blanca con Trump al frente “sería como una administración que se movería de manera brusca”, opinó Sam Stovall, jefe de estrategia de inversiones en S&P Capital IQ. "Si uno está preocupado por la incertidumbre, estaría muy preocupado sobre una presidencia de Trump”.

Incluso algunos sienten vergüenza al hablar sobre las probabilidades de que Trump gane la contienda presidencial.

"No le pregunto a nadie lo que piensan de Trump en la Casa Blanca porque me vería como un tonto entrando en este tipo de conversión”, aseguró Tony Fratto, exasistente en el Departamento del Tesoro de Estados Unidos bajo la administración de George W. Bush. "Las oportunidades de que Trump sea presidente son cero”.

Otros creen que la posibilidad de que el magnate estadounidense sea candidato ha sido menospreciada.

“El no tomarlo seriamente en este punto es un error. La gente han emitido un juicio erróneo”, expresó Robert Shapiro, catedrático en la Escuela de Negocios McDonough en Georgetown.

Trump ama la idea de que Wall Street le tiene miedo. El aspirante ha logrado encabezar las encuestas entre los precandidatos republicanos a la Casa Blanca en parte por capitalizar su sentimiento contra Wall Street.

Los manejadores de los fondos de inversión “están cometiendo homicidios y no son castigados”, refirió Trump sobre Wall Street en una entrevista para el programa Face the Nation de CBS.

Contrario a los aspirantes del establecimiento como Chris Christie, Trump tiene muy poca atracción para atraer millonarios y multimillonarios en la industria financiera.

Posturas anti-republicanas

Pese a contender como un republicano, las ideas de Trump contravienen las posturas tradicionales de los integrantes del Partido Republicano. Está a favor de aumentar impuestos y quiere cerrar la brecha entre quienes pagan menos impuestos actualmente.

Pero esa no es la razón principal por la que Wall Street está en contra de Trump. Después de todo, el aspirante de Wall Street Jeb Bush también está a favor de cerrar la brecha en materia de impuestos.

El plan de Trump para hacer de Estados Unidos “grande otra vez” es un prospecto a temer para los conservadores que tienen el poder real de Wall Street.

Trump quiere deportar a millones de inmigrantes. Eso es exactamente lo opuesto a lo que han pedido muchas de las grandes compañías de Silicon Valley. Ellos quieren que se reforme el sistema migratorio del país y dar más facilidades para que los inmigrantes con vastos conocimientos puedan quedarse de manera legal en el país.

Contrario a las multinacionales, Trump también está en contra de los acuerdos comerciales. El multimillonario quiere suprimir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el acuerdo establecido en 1994 entre Estados Unidos, Canadá y México, y ha catalogado al acuerdo comercial transpacífico impulsado por la administración de Barack Obama como “un desastre”.

No es una sorpresa entonces que el influyente grupo conservador de política económica Club for Growth lanzó una campaña de publicidad de más de 1 millón de dólares en la que llama a Trump “liberal” en política económica.

"Donald Trump es el peor candidato republicano en materia económica”, dijo el presidente de Growth, David McIntosh, a través de un comunicado.

No hay duda que un eventual presidente Trump estaría limitado por la realidad política. Su poder estaría limitado por su habilidad para trabajar con el Congreso, en donde los republicanos tendrían control de al menos la Casa de Representantes.

Trump no es el único candidato que representa una amenaza para Wall Street. Bernie Sanders, que ahora está por arriba de Hillary Clinton en algunos estados donde se realizarán elecciones primarias, quiere combatir a los grandes bancos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es por eso que Wall Street preferiría a candidatos del establecimiento como Jeb Bush, Chris Christie o Marco Rubio. Incluso hay una preferencia por Clinton, que ha logrado un apoyo de Wall Street y cuyo esposo, Bill, propuso en sus dos términos presidenciales la desregulación del sistema bancario.

 

Ahora ve
Los jóvenes están durmiendo menos y estas son las razones
No te pierdas
×