La Fed no subió las tasas, ¿qué podemos esperar?

De superar barreras psicológicas puede haber meses de bonanza en los mercados, dice Roberto Ruarte; el analista de mercados espera que el peso mexicano pueda depreciarse a niveles de 18 pesos.
janet yellen septiembre 2  (Foto: CNN)
Roberto A. Ruarte*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha decidido mantener sin cambios sus tipos de interés de referencia, mucho se había especulado que setiembre sería el indicado para el cambio de política de tasas de la FED, y de este modo iniciar un proceso distinto monetariamente más restrictivo, empezando a subir paulatinamente los tipos de interés, pero el pronóstico no se cumplió.

Si bien la economía estadounidense viene mostrando signos de recuperación y esto se viene reflejando en los números del empleo, el contexto mundial de fragilidad de muchas economías emergentes importantes como China y Brasil, la debilidad de los números de la economía europea, y una baja inflación en los números del CPI americano, entre otros motivos, han llevado a los directores de la Fed a mantener sin cambios la tasa de fondeo en 0.25%.

¿Esto es un alivio para los mercados financieros? Veremos los parámetros a tener en cuenta.

Mercados americanos

Los mercados bursátiles han demostrado ser irracionales no racionales, básicamente son emocionales, últimamente se había incrementado el consenso de que la Fed podía posponer su decisión de subida de tasas.

Le damos una razonable probabilidad de ocurrencia de una vieja regla del trading: comprar con el rumor y vender con la noticia.

Si fuera así, los máximos del 17 de septiembre en el S&P500 en 2,020 y en el Dow Jones de 16,933 puntos, que están justo en los límites proyectados por este medio y desde reportes técnicos, pueden marcar el final de la recuperación desde los pisos del Black Monday del 24 de agosto de 15,370 del Dow y de 1,867 del S&P500.

Ello asume que la zona de 16,800-17,000 puntos del Dow y de 2,000-2,020 del S&P500 ha rechazado la recuperación de las últimas tres semanas para producir a continuación la última caída del mercado, ésta debería llevar al Dow a la zona de 15,200-15,000 y al S&P500 al área de 1,830-1,800 para de ahí tener una interesante oportunidad de compra, repitiendo el modelo gráfico registrado entre agosto y octubre de 2011.

Petróleo

La zona de 49-50 dólares por barril del referencial WTI es clave, mientras la misma no sea superada no debemos descartar una última caída del petróleo debajo de los 37.75 dólares, pero luego de esta caída a 35-32 dólares vendría un gran rebote del petróleo a la zona de 62 dólares. Si superamos 50 dólares ya estamos en el gran rebote del Petróleo WTI.

Metales

Creemos que tanto el oro como la plata están muy bien posicionados para generar un fuerte rally o subida en esta coyuntura, el oro a la zona de 1,230 y 1,308 y la plata a niveles que inclusive pueden llegar a los 18 dólares por lo que pueden ser los más importantes beneficiarios de esta decisión de la Fed de no modificar las tasas.

México

Para el mercado mexicano hemos tenido una buena recuperación tanto en la Bolsa como en el peso, si Wall Street rechaza el avance y produce una última caída no hay duda que México lo sentirá.

Creemos que afectará principalmente en la relación dólar-peso y la zona de 16.35-16.40 pesos vista el 17 de setiembre podría haber marcado el mejor valor del peso antes de depreciarse nuevamente arriba de la zona de 17.50-18 peso en octubre cuando se producirá la primer gran oportunidad de pasarse a pesos.

Por su parte, la Bolsa se ha mantenido firme en pesos y tenemos oportunidad que los 39,256 puntos hayan sido un valle definitivo, es decir, vemos que el efecto de una nueva caída en Wall Street puede afectar más al peso que a la Bolsa que debe encontrar un sólido soporte entre 40,000-y 42,000 puntos y evitar la perforación de los mínimos.

Por lo tanto, si este análisis es correcto, el mercado nos habrá entregado una engañosa bonanza de recuperación de bolsas y del peso mexicano, para producir otra ronda, la última de miedo y caídas que guiará en una oportunidad de posicionamiento tanto en los mercados americanos como mexicanos.

Esta sería una interpretación típica de mercados, primero hace lo que tiene que hacer y luego termina dándole la razón a la Fed, si produce este comportamiento de fuertes caídas, colocará dudas y miedos nuevamente a los inversionistas.

Ahora bien, si el Dow supera los 17,000 puntos; el S&P500 los 2,020-2,040; el Nasdaq su media de 200 días; el IPC los máximos de 44,000 en forma consistente; y el petróleo los 50 dólares por barril el panorama se despejará y podemos esperar que la decisión de la Fed nos entregue al menos seis meses de bonanzas en donde los activos de riesgos suban y el peso mexicano recupere fuertes posiciones.

Mientras estos parámetros no sean superados, la cautela debe imperar porque el mercado puede entregarnos nuevamente un gran susto, con una caída en los activos de riesgo bolsa y peso mexicano debajo de los niveles del fatídico 24 de agosto, esta caída, repito, la vemos como una gran oportunidad de compra para seis a nueve meses de bonanza. Veremos si viene el susto o si la superación de los puntos clave proyectados logran evitarlo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*Roberto A. Ruarte es director/editor de Ruarte’sReports y analista de Infosel.

Síguelo a través de Twitter: @RuarteReports y de facebook.com/ruartereports

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×