La manufactura en China cae a mínimo en seis años y medio

El dato para septiembre de un sondeo privado crece el temor de una desaceleración más severa; la actividad manufacturera de la segunda economía mundial se ha contraído en siete meses seguidos.
chino  (Foto: Getty)
BEIJING (CNN) -

La actividad del sector manufacturero de China se contrajo inesperadamente en septiembre a su menor nivel en seis años y medio, mostró este miércoles un sondeo privado, avivando el temor a una desaceleración más severa en la segunda mayor economía del mundo que podría significar una agitación adicional en los mercados financieros.

Los inversionistas globales y las autoridades están inquietos después de que el banco central de Estados Unidos se abstuvo de subir sus tasas de interés la semana pasada, diciendo que no estaba seguro de la manera en que los problemas globales, y en especial la desaceleración de China, afectarían a la recuperación de la mayor economía mundial.

El índice preliminar de gerentes de compras (PMI) del sector manufacturero elaborado por Caixin/Markit cayó a 47 puntos en septiembre, su peor nivel desde marzo de 2009 y muy por debajo de las expectativas del mercado de 47.5 unidades e inferior a los 47.3 puntos de agosto.

Una cifra bajo los 50 puntos indica una contracción.

La actividad manufacturera de China se ha contraído durante siete meses consecutivos, y el sondeo más reciente mostró que las condiciones se deterioraron el mes pasado a un ritmo más rápido según casi todas las mediciones, desde la producción y las órdenes al empleo.

"El PMI más débil que lo previsto sugiere que la demanda interna y externa siguió siendo mustia. Es casi seguro que el crecimiento económico de China caerá por debajo del 7% en el segundo semestre de este año", dijeron economistas de Minsheng Securities.

"Para lograr el objetivo de crecimiento, esperamos que las autoridades mantengan su postura de relajación de la política monetaria con más medidas en el frente fiscal en los próximos meses", agregaron.

Los economistas esperaban que el último PMI subiera levemente, después de que una serie de medidas de estímulo anunciadas desde el año pasado comenzaron a surtir efecto y de que muchas fábricas que cerraron en agosto y principios de septiembre reabrieron sus puertas.

La mayoría de los mercados bursátiles de Asia extendieron sus pérdidas tras el reporte, y los futuros de las acciones de Estados Unidos caían 1%.

No es un secreto que la economía china se ha desacelerado gradualmente desde un ritmo vertiginoso de dos dígitos en las últimas décadas, en momentos en que Beijing intenta transformar su modelo de crecimiento desde una dependencia de la industria pesada y las exportaciones a uno con un sector de servicios más vibrante y una fuerte demanda interna.

Pero la debilidad persistente de la actividad fabril y el enfriamiento de la inversión podrían provocar el temor de que la corriente descendente es ahora demasiado intensa para que el sector de servicios pueda contrarrestarla por sí solo.

La producción manufacturera se hundió a su menor nivel desde la crisis financiera global, mientras que las nuevas órdenes —una medición de la demanda local e internacional— cayó a un mínimo de casi cuatro años de 46 puntos desde los 46.6 de agosto.

Las órdenes de exportaciones se contrajeron a su mayor ritmo desde mediados del 2013.

La decepcionante cifra del PMI aumenta las posibilidades de que el crecimiento económico del tercer trimestre sea inferior a 7% por primera vez desde la crisis financiera global. Algunos economistas creen que los actuales niveles de expansión ya son mucho menores que lo que sugieren los datos oficiales.

También reforzará las expectativas de que China deba aplicar más medidas de estímulo en los próximos meses, incluidos más recortes de tasas de interés y un mayor gasto en infraestructura.

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×