El miedo en los mercados impulsa al oro

Los precios del metal y de las acciones de las compañías mineras de oro han subido recientemente; los inversores recurren al metal ante temores por China y la Fed.
oro lingotes  (Foto: iStock by Getty)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

Los inversores están asustados. Muy asustados. ¿Cómo lo sabemos? Basta con observar el oro.

Las acciones caían por tercer día consecutivo el jueves, en gran parte debido a las malas noticias provenientes de Caterpillar. La mayor parte de las 30 acciones del Dow caían y solo un puñado de empresas del S&P 500 estaban en números negros.

Pero los precios del oro subían 2%. Y la acción más alta del S&P 500 el jueves era la minera de oro Newmont, con una ganancia de más del 6%.

El oro ha estado brillando desde que el mercado de valores en general comenzó a convulsionar en agosto.

El fondo cotizado en bolsa (ETF, por sus siglas en inglés) SPDR Gold Shares, un popular fondo que trata de imitar el precio del metal verdadero, ha subido más de 5% desde finales de julio, mientras que el S&P 500 ha caído 9%.

Es más, el Market Vectors Gold Miners ETF, que tiene participaciones en Newmont y en otras grandes mineras como Goldcorp, Rangold y Barrick, también se ha mantenido bien últimamente, al ganar casi 2% en los últimos dos meses.

Eso tiene sentido. El oro es a menudo considerado un refugio seguro durante las crisis económicas mundiales.

“La incertidumbre del inversor está ayudando. El oro es un lugar al que la gente acude cuando está preocupada por el mercado. Hay un claro aumento de la demanda física del metal también”, dijo Chris Gaffney, presidente de EverBank World Markets.

Aún así, es un cambio impresionante para el oro y las compañías mineras.

No hace mucho los inversores estaban preocupados por un colapso del oro debido a los temores de una desaceleración en la demanda de oro en China e India, a la fortaleza del dólar y a las expectativas de un alza inminente de las tasas de interés por parte la Reserva Federal de Estados Unidos.

La demanda de China sigue siendo una preocupación. Pero parece que el oro se está beneficiando del hecho de que el dólar estadounidense se ha suavizado, ahora que la Fed ha retrasado el aumento de las tasas.

Los fanáticos del oro ven al metal como una moneda alternativa, una cuyo valor no puede ser manipulado por los bancos centrales.

El oro es un activo tangible, físico.

¿Una ventaja añadida? El oro usualmente tiene buen desempeño cuando el dólar se debilita.

El colapso en los precios de la mayoría de las otras materias primas en los últimos meses también podría colaborar, ya que daría lugar a más temores sobre la deflación. El oro a menudo se mantiene bien cuando otros precios de activos registran una caída libre.

Pero no está claro si la actual racha alcista en oro es el comienzo de una nueva fiebre del oro o simplemente un caso de “no todo lo que brilla es oro”.

El ETF SPDR Gold Shares aún registra una baja de casi 3% este año y se ubica más del 40% por debajo de su máximo histórico de hace cuatro años.

Los precios del oro actualmente rondan los 1,150 dólares la onza; muy lejos de su récord (no ajustado a la inflación) de más de 1,920 dólares en septiembre de 2011.

El máximo del oro se registró durante la última corrección del mercado de valores —un retroceso del 10% desde un máximo reciente— anterior a la actual. Las acciones se desplomaron a raíz de que Standard & Poor's rebajó la calificación crediticia de Estados Unidos en agosto de 2011.

Así que, ¿tal vez el momento es oportuno para que el oro mantenga su escalada?

“Nosotros nunca decimos a la gente que almacene mucho oro. Pero es bueno tener un poco en su cartera como cobertura contra la volatilidad de los mercados”, dijo Ralph Aldis, gerente de cartera de US Global Investors.

Aldis piensa que el oro podría volver a los 1,200 dólares en el corto plazo a medida que la Fed sigue sin actuar.

Es posible que las preocupaciones sobre China y la angustia por los titubeos de la Fed sobre un alza de tasas (¿Finalmente subirá la Fed las tasas en diciembre? ¿En 2016? ¿En 2017?) alimenten una racha alcista más larga del oro.

El alza del oro no es el único signo de ansiedad de los mercados.

El VIX, una medida clave de la volatilidad, ha aumentado en más del doble desde inicios de agosto. Y el Fear & Greed Index de CNNMoney, que observa el VIX y otros seis indicadores de confianza de los inversores, está indicando niveles de extremo miedo también.

Pero un intensificado pánico de los inversores a menudo fija el escenario para posteriores grandes rachas alcistas en el mercado; incluso si el malestar del mercado no se evapora de la noche a la mañana.

Es por eso que Kate Warne, estratega de inversiones de Edward Jones, piensa que ahora es el momento de empezar a pensar en comprar acciones de nuevo y no perseguir el oro.

Dice que la Fed eventualmente elevará las tasas. Y China debería comenzar a estabilizarse.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“El oro es una medida del miedo. El hecho de que el miedo sea alto no significa que debas comprar el miedo”, dijo Warne. “La mayoría de las preocupaciones en este momento son más a corto plazo que a largo plazo”.

 

Ahora ve
Donald Trump otorga su primer perdón presidencial… a un pavo
No te pierdas
×