La zona euro vuelve a caer en deflación

La noticia pone presión al Banco Central Europeo para tomar más acciones para ayudar a la economía; los analistas pronostican que los precios volverán a subir a fin de año.
union europea 1  (Foto: iStock by Getty Images.)
BRUSELAS (Reuters) -
La zona euro volvió a caer en deflación luego de un respiro de cinco meses, una mala noticia para el Banco Central Europeo (BCE) que está nuevamente bajo presión para que haga más, incluso cuando los analistas pronostican que los precios volverán a subir a fin de año.

Los precios retrocedieron 0.1% de año a año en septiembre, indicó este miércoles la agencia europea de estadísticas Eurostat, con una caída de 0.2% en Alemania, la primera economía de la región, y de 1.2% en España. Los analistas pronosticaban una inlación estable (0%) en la zona euro.

Al mismo tiempo, la cantidad de desempleados retrocedió sólo 1,000 en agosto, dejando la tasa en 11%, sin cambios en relación a julio.

Es "una presión adicional sobre el BCE para que aumente su programa de compra de activos", estimó Jack Allen, de Capital Economics.

El BCE, que tiene por misión mantener el nivel de la inflación levemente por debajo de 2%, compra desde marzo unos 60,000 millones de euros en deuda cada mes. El "QE", acrónimo anglosajón que designa este programa, prevé en total 1.14 billones de compras de activos hasta septiembre de 2016.

Frente a la inflación átona y un crecimiento sin vigor, el instituto monetario ya evocó la posibilidad de extender el programa para después de 2016 "si es necesario".

La agencia de calificación Standard & Poor's asegura que el BCE deberá extender su programa "probablemente hasta mediados de 2018. Las compras podrían ascender hasta 2.4 billones de euros, más del doble del monto inicial", indicó este miércoles al publicar sus previsiones para la zona euro. Queda por saber cuándo el BCE presionará el acelerador.

Para Johannes Gareis de Natixis, el escenario más probable sería un anuncio en diciembre, cuando el instituto monetario publicará sus nuevas previsiones económicas para la región.

Aunque el BCE esté nuevamente bajo presión el horizonte es menos sombrío que a principios de año. "Es poco probable que la deflación presente un peligro en la zona euro", subraya el economista. Como prueba, la inflación subyacente (sin contar energía, productos alimenticios, bebidas alcoholizadas y tabaco) permaneció estable en 0.9% en septiembre.

Sin sorpresa, los precios de la energía, con una caída más pronunciada en septiembre (una baja del 8.9% contra una caída del 7.2% el mes anterior) lastraron el indicador.

Entre los otros componentes de la inflación, los sectores de la alimentación, el alcohol y el tabaco registrarían en septiembre el alza anual más elevada (1.4%, comparado al 1.3% de agosto), seguido de los servicios (1.3%) y los bienes industriales no energéticos (0.3%).

Mario Draghi, presidente del BCE, "deberá lidiar con una inflación cerca de cero durante varios meses, con el sector de la energía que pesa sobre los precios. A partir de diciembre, sin embargo, la energía volverá a ser un factor menos importante", lo que debería permitir un regreso a 0.5% y 1% de evolución de precios, estima Teunis Brosens, analista de ING.

La reactivación de la economía, el nivel aún débil del euro y la posible alza de los precios del petróleo podría revertir la tendencia, según los observadores.

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, está en esa línea. "La política monetaria debe mirar más allá de las fluctuaciones de la inflación vinculadas a los precios de la energía, ya que éstos son temporales y la coyuntura se refuerza a través de un alza del poder adquisitivo", estimó el martes en una reunión en Alemania.

"Contrariamente al debate de enero, la recuperación ecómica en la zona euro se reforzó desde entonces. El temor de deflación, que ya era exagerado entonces, continuó disipándose", estimó el gobernador del BCE, conocido por sus posiciones conservadoras.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las telas, que fueron expuestas al público una sola vez en 150 años, en una exposición organizada en 1956, saldrán a la luz primero en Holanda, explicó la ministra.

Los detalles prácticos de la compra -seguros, restauración, condiciones de exposición- serán explicitados en un acuerdo que será firmado por las autoridades francesas y holandesas y el vendedor.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×