Ministros negocian el TPP bajo presión de cabilderos

Funcionarios de los 12 países, entre ellos México, inician charlas en busca de alcanzar acuerdo; autopartes, lácteos, y fármacos son de los puntos a resolver.
tpp protestas  (Foto: CNN)
ATLANTA (Reuters) -

Ministros de 12 países, entre ellos México, Chile y Perú, iniciaron este miércoles negociaciones para cerrar el Acuerdo Estratégico TransPacífico de Asociación Económica (TPP por sus siglas en inglés) que de concretarse formará la mayor zona de libre comercio del mundo.

Los ministros discuten bajo la presión de cabilderos de sectores industriales de varios países y las protestas de activistas contrarios a la iniciativa.

"No al TTP" y "Detengan la codicia de las corporaciones" cantaban activistas ante el hotel en donde se negocia el acuerdo.

Entre los puntos a resolver se cuentan las barreras estadounidenses a importaciones de autopartes japonesas, la apertura del mercado lácteo y la extensión de los plazos de patentes de medicinas de nueva generación.

Cuestionado sobre si un acuerdo podría ser alcanzado el jueves, un funcionario estadounidense, que pidió anonimato, se limitó a decir: "Esperamos eso".

Washington, principal impulsor de las negociaciones empezadas en 2008, quiere rápidamente llegar a un acuerdo para evitar que se convierta en un tema de la campaña hacia las elecciones presidenciales de 2016.

Estados Unidos busca que los 12 países del Pacífico formen una zona de libre comercio que será la mayor del mundo y potencialmente capaz de imponer reglas que China, una potencia del comercio mundial, deberá eventualmente seguir.

China, por su lado, ya ha comenzado a buscar su propio acuerdo comercial con Asia, lo cual puede tomar forma si las negociaciones del TPP naufragan.

Los 12 países que buscan el TPP acumulan el 40% del PIB mundial y son: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam.

Patentes y curas del cáncer

El TPP tiene como objetivo levantar barreras al comercio y la inversión y fortalecer las protecciones a la propiedad intelectual.

Los detalles de las conversaciones son mantenidos en secreto y lo que ha salido a luz ha despertado protestas en diversos países por la posible pérdida de empleos o el encarecimiento de las medicinas.

Los detractores del acuerdo dicen que beneficiará más a las corporaciones que la gente.

Este miércoles el Nobel de Economía Joseph Stiglitz escribió en el diario limeño La República que los negociadores de Perú "están capitulando ante las multinacionales".

"El TPP parece haber sido diseñado para perpetuar a países en desarrollo como el Perú en relaciones comerciales desiguales con países como Estados Unidos, Japón, Canadá y Australia", escribió Stiglitz en una columna firmada también por el economista estadounidense Adam S. Hersh.

Los detractores del TPP cuestionan, por ejemplo, que los laboratorios farmacéuticos serán beneficiados por la extensión de las protecciones a las medicinas biológicas las cuales pasarán a ser de al menos 8 años en vez de los cinco actuales. Las medicinas biológicas son las producidas utilizando organismos vivos.

Esa extensión de las patentes, alegan los críticos, encarecerá tratamientos contra el cáncer y otros enfermedades mortales.

La organización estadounidense Public Citizen sostiene que el acuerdo perjudicará a los a pobres.

"Esto daría vuelta el anterior enfoque Estados Unidos que permitía a los países más pobres tener mayor flexibilidad para asegurar a sus habitantes el acceso a medicinas", dijo Public Citizen.

Empresas

Otros temas pendientes son la apertura de los mercados de Estados Unidos y Canadá a los productos lácteos de Australia y Nueva Zelanda; las protecciones estadounidenses a la caña de azúcar, y las barreras estadounidenses a importaciones de autopartes de países ajenos al NAFTA, la zona de libre comercio que forman Estados Unidos, Canadá y México.

Robert Pettit, del grupo industrial lácteo Dairy Australia, dijo estar preocupado por la reticencia de las empresas rivales de Estados Unidos a abrir su mercado y señaló que esa es una de principales discusiones de los ministros.

"La nuestra es una industria sin subsidios", dijo

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los fabricantes japoneses de automóviles en Estados Unidos quieren importar más libremente piezas hechas en países como China y Tailandia. México y Canadá se oponen enérgicamente para proteger sus respectivas industrias.

El objetivo de las negociaciones en Atlanta es el de llevar a los gobiernos un acuerdo final e inalterable, lo cual enfurece a diversos grupos sociales en varios países, especialmente en Estados Unidos.

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×