Arabia Saudita enfrenta una crisis de liquidez

El país acudió a los mercados de bonos por primera vez en ocho años; también está retirando dinero de las firmas globales que le gestionan activos.
Matt Egan
NUEVA YORK -

La montaña de dinero petrolero de Arabia Saudita se está reduciendo.

Después de años de amasar efectivo gracias a los precios elevados, los países productores de petróleo están siendo presionados por la caída en el precio del crudo.

Incluso la poderosa Arabia Saudita.

La crisis de liquidez provocó que el líder de la OPEP vendiera bonos durante el verano para recaudar al menos 4,000 millones de dólares. Fue la primera vez que Arabia Saudita recurrió a los mercados de bonos en ocho años.

Ahora hay señales de que Arabia Saudita está retirando dinero de empresas globales de gestión de activos como BlackRock.

El Banco Central saudí ha retirado entre 50,000 millones y 70,000 millones de dólares en los últimos seis meses, dijo a CNNMoney Nigel Sillitoe, presidente ejecutivo de la firma de inteligencia del mercado de servicios financieros Insight Discovery.

Al liberar efectivo mantenido en el extranjero, los saudíes están apuntalando sus finanzas domésticas.

“Los saudíes se sienten mucho más cómodos trayendo a casa liquidez en tiempos de crisis. Les gusta tener a la mano el efectivo”, dijo Michael Nayebi-Oskoui, analista de Oriente Medio y Asia del Sur de Stratfor, una firma de inteligencia y asesoría geopolítica.

Arabia Saudita tiene un déficit presupuestario

No debe ser ninguna sorpresa que Arabia Saudita esté siendo afectada por el petróleo barato. El país depende en gran medida de los ingresos del petróleo para compensar sus programas de gasto cada vez mayores. Al igual que Brasil, Qatar y Rusia, la caída en el precio del petróleo ha dificultado a Arabia Saudita equilibrar su presupuesto.

Es un cambio de fortuna dramático para los saudíes. Capital Economics estima que el déficit en cuenta corriente del país subirá a 7.5% del producto interno bruto este año. Eso se compara con superávits presupuestarios de más de 20% del PIB en la última década.

Los inversores de todo el mundo también están retirando dinero de los países de Medio Oriente que han sido afectados por la prolongada caída en los precios del petróleo. Después de disfrutar de entradas netas de capital durante años, Arabia Saudita ahora está lidiando con salidas de capital importantes.

Los saudíes gastan 77,000 mdd a medida que el petróleo se hunde

Es por eso que Arabia Saudita se ha visto obligada a abrir su reserva de financiamiento en efectivo.

Las reservas de divisas en moneda extranjera de la Agencia Monetaria de Arabia Saudita, el Banco Central del país, han caído desde un máximo de 746,000 millones de dólares a mediados del 2014 a 669,000 millones de dólares a finales de julio.

“La disminución de las reservas de divisas, en lugar de su acumulación, es la nueva realidad de Arabia Saudita”, escribió Jason Tuvey, economista de Medio Oriente para Capital Economics, en un informe esta semana.

Las firmas de Wall Street sufren retiros

Todo esto ha afectado a las firmas de Wall Street que habían disfrutado de gestionar grandes sumas de dinero para los países del Golfo cargados de efectivo.

Entre los gestores de activos favoritos de los países de Oriente Medio se encuentran BlackRock y Franklin Templeton. Ambas empresas se negaron a desglosar para CNNMoney sus flujos de fondos originarios de Arabia Saudita.

Sin embargo, BlackRock admitió que había sufrido salidas netas por 24,000 millones de dólares de la región que incluye a Europa, Oriente Medio y África durante el segundo trimestre. Eso se compara con ingresos de 18,000 millones de dólares durante el primer trimestre.

Una gran parte de ese dinero fue retirado debido a la “necesidad de efectivo impulsado por asuntos de tiempos difíciles”, dijo el presidente ejecutivo de BlackRock, Larry Fink, a analistas en julio. No nombró a ningún país de la región, pero añadió: “Está 'lloviendo' en algunas de las economías dependientes de las materias primas”.

Los saudíes siguen gastando como si el petróleo estuviera a 100 dólares

Arabia Saudita también está aumentando su gasto en un momento en que los ingresos del petróleo están decayendo.

Cuando el rey Salman bin Abdulaziz asumió el poder a principios de este año, asignó 30,000 millones en programas de gasto, incluyendo grandes pagos a empleados estatales.

Stratfor estima que Arabia Saudita ha gastado entre 5,000 millones y 8,000 millones de dólares en su conflicto militar en Yemen, donde está combatiendo a los rebeldes Houthi y también ha dado a Egipto miles de millones de dólares en ayuda financiera.

“A medida que el petróleo subía, también subía su gasto”, dijo Win Thin, jefe global de estrategia de divisas de mercados emergentes de Brown Brothers Harriman.

Demasiado pronto para entrar en pánico

Sin embargo, los analistas creen que los saudíes están bien posicionados para capear la tormenta y que no tendrán que devaluar su moneda, el riyal. Eso es particularmente cierto si los precios del petróleo rebotan en los próximos meses y años.

A diferencia de Qatar, Arabia Saudita todavía tiene niveles muy bajos de deuda externa y un sólido balance general. Eso significa que puede seguir pidiendo prestado dinero barato. Y a diferencia de otros países que dependen del petróleo como Venezuela, los saudíes todavía tienen mucho efectivo en reserva.

“Yo no presionaría el botón de pánico ahora. Pero la situación requiere de monitoreo”, dijo Thin.

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×