La economía de China impresiona pese a su menor crecimiento

Expertos dudan de la exactitud de las cifras macroeconómicas que divulga el Gobierno de ese país; sin embargo destacan la capacidad de transformación y los niveles de expansión registrados.
china1  (Foto: Getty)
Heather Long
NUEVA YORK (CNNMoney) -

China acaba de decir al mundo que su economía está creciendo a un 6.9%. Casi nadie cree eso.

El Partido Comunista de China valora la estabilidad por encima de todo. El Gobierno estableció un objetivo de crecimiento económico del 7% este año, por lo que no es ninguna sorpresa que el país esté reportando una cifra muy cercana a esa meta.

“Una vez le pregunté al primer ministro de China: ¿qué tan confiables son las estadísticas chinas? Él dijo no confiables, pero te dirán en qué dirección sopla el viento”, dijo el ex embajador estadounidense Stapleton Roy, quien se encuentra ahora en el Instituto Kissinger sobre China y Estados Unidos

Esto es lo que el último reporte del PIB nos dice: incluso el Gobierno reconoce que China acaba de tener su peor crecimiento económico desde la Gran Recesión.

Pero también es un recordatorio al mundo de que tal vez no sea tan malo. China no está de vuelta donde estaba en 2009.

Puede que el país esté en una modalidad de “minipánico”, pero no está en la modalidad de “sala de urgencias”.

Los inversores reconocen esto. Es por ello que ahora no ocurrió una gran venta masiva como sucedió en agosto.

Hay señales de que China se está estabilizando

Francamente, los datos provenientes de China no son tan terribles como algunos temían durante el verano.

El mercado de valores de China se ha estabilizado: de hecho ha subido 15% solamente este mes.

Más importante aún, hay algunos signos decentes de que los consumidores siguen gastando. Las ventas minoristas y de propiedades han estado ascendiendo. Eso ayuda a compensar la desaceleración del sector manufactura.

Para tener una idea más real de lo que está sucediendo en China, la firma de investigación Sanford Bernstein realiza un monitoreo de la venta de boletos para el cine, automóviles, teléfonos móviles y transacciones en línea en Alibaba. Es más débil, pero no sombría. Bernstein estima que el crecimiento del tercer trimestre fue realmente de 4.1%.

Capital Economics dice que China se ha estabilizado. Ubica el crecimiento en 4.5%.

“No creo que la economía se haya desmoronado en el tercer trimestre”, dice Derek Scissors, un experto del American Enterprise Institute (AEI) quien se especializa en China.

El crecimiento económico de China sigue siendo masivo

Aún así, es un gran crecimiento para la segunda mayor economía mundial.

El presidente ejecutivo de JPMorgan, Jamie Dimon, lo resumió así en una entrevista el lunes en Bloomberg TV: “China ha tenido 20 años de crecimiento ininterrumpido del 10%, algo nunca antes visto en este planeta. Van a tener baches en el camino”.

Pero incluso un crecimiento del 4% para la economía de 10 billones de dólares de China sigue siendo de 400,000 millones de dólares. Tengamos en cuenta que de hecho es mucho más en términos de dólares que en los días de crecimiento del 10% de hace una década, cuando la economía china era de solo 2 billones de dólares.

Sin embargo, China sí tiene problemas reales

La realidad es que China aún tiene problemas reales, pero es poco probable que estos hundan a la economía china, por no hablar de la economía mundial, en los próximos meses.

Los desafíos gemelos de China son:

1. Cómo construir una economía que haga más que producir cosas baratas.

2. Mucha deuda. El Wall Street Journal la ha denominado una “bomba de la deuda”.

La economía china se basa en fabricar cosas a tarifas extremadamente bajas y exportarlas a todo el mundo. Ahora, quiere hacer la transición a una economía de clase media que sea impulsada por sus propios ciudadanos que compran bienes y servicios.

“Esa transición será mucho más complicada de lo que la gente piensa”, dijo recientemente a CNN el prominente gestor de fondos de cobertura Jim Chanos. Chanos, quien fue uno de los primeros en detectar los problemas de Enron, ha apostando fuertemente contra China en los últimos años.

La deuda china es una bomba de tiempo

Pero el problema más grande sobre el que Chanos ha estado advirtiendo es la deuda.

El Gobierno federal tiene una gran cantidad de dinero en efectivo disponible. Pero los gobiernos locales, bancos y empresas han prestado fuertemente.

Un reciente informe de McKinsey Global Institute muestra que la deuda de China se ha disparado desde 2007. La situación no es tan mala como en Grecia, pero ha crecido más rápidamente que en España. La relación deuda-PIB de China es actualmente de 240%, indica McKinsey.

En algún momento esa deuda llegará a vencimiento y algunas organizaciones probablemente no podrán pagar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Hay un golpe doble acercándose la próxima década (a China): la deuda y una sociedad que envejece”, dice Scissors, el experto de AEI. “Es una combinación letal para cualquier país”.

Esto realmente no está pesando sobre los mercados ahora. Pero llegará ese momento. Esperemos que el golpe no llegue cuando el resto del mundo esté en problemas.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×