SRE lamenta ‘perdón’ a policías de EU que mataron a mexicano

Departamento de Justicia no presenta cargos contra agentes que dieron muerte a Anastasio Hernández; el connacional falleció como resultado del uso excesivo de la de la fuerza el 28 de mayo de 2010.
Elementos de la Patrulla Fronteriza de EU se han visto invol  (Foto: Getty Images/Archivo)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El gobierno de México lamentó y expresó su rechazo a la decisión anunciada este viernes por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, de no presentar cargos penales en contra de los agentes responsables de la muerte del mexicano Anastasio Hernández Rojas, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) a través de un comunicado.

La SRE detalló que el connacional, de 42 años, falleció como resultado del uso excesivo de la de la fuerza el 28 de mayo de 2010, en las inmediaciones del Puerto de Entrada de San Ysidro, California, en los límites con Baja California.

Para el gobierno mexicano, se demostró que Hernández Rojas fue privado de la vida a manos de agentes de la Patrulla Fronteriza, quienes le aplicaron choques eléctricos en repetidas ocasiones y lo golpearon, “no obstante que la víctima se encontraba en el suelo, sometida y desarmada, y no representaba un peligro para los más de ocho agentes que se encontraban en el lugar”.

“La determinación de las autoridades estadounidenses se contrapone al espíritu de colaboración impulsado por los gobiernos federales de ambos países. La decisión genera la percepción de que las acciones indebidas de los oficiales encargados del cumplimiento de la ley quedan impunes”, expresó el gobierno de México.

La SRE manifestó que a través del Consulado General en San Diego, California, continuará dando seguimiento al desarrollo del proceso civil en curso por la muerte de Anastasio Hernández, que también se sigue como consecuencia de estos hechos.

Este no es el primer caso de mexicanos muertos a manos de la Patrulla Fronteriza.

En julio de 2014, la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ALCU, por sus siglas en inglés) presentó una demanda contra policías fronterizos que mataron a un menor mexicano en 2012, acusándolos de uso excesivo de la fuerza y homicidio.

Cuando ocurrió el incidente, agentes fronterizos en Nogales, Arizona, dijeron que abrieron fuego luego de que un grupo de personas en el lado de México les lanzara piedras.

Lee Gelernt, un abogado de ALCU, aseguró en su momento que hay una pregunta clave en la importancia nacional del corazón de este caso: “¿puede un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, disparar hacia México y matar a un mexicano y decir que la Constitución de Estados Unidos lo protegía?”

 

Ahora ve
Así se grabó el final de la séptima temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×