Tribunal español suspende moción independentista de Cataluña

La decisión de la Corte deja sin efectos una resolución previa del Parlamento catalán; la suspensión se dio luego de que el Gobierno español presentara una impugnación.
cataluña-banderas-españa  (Foto: Reuters)
MADRID (AFP y EFE) -

El Tribunal Constitucional (TC) español suspendió con carácter provisional este miércoles la resolución del Parlamento catalán que proclama el inicio del proceso destinado a llevar a la región hacia la independencia de España en 2017 a más tardar, informó una fuente judicial.

Los once magistrados de la alta Corte decidieron admitir a trámite la impugnación presentada por el Gobierno contra la moción independentista, aprobada el lunes por el Parlamento catalán, precisó la fuente.

Esto implica la suspensión automática del texto y todos sus efectos durante un plazo máximo de cinco meses, tiempo en el que los magistrados debatirán y decidirán acerca de la constitucionalidad o no de ese texto secesionista.

Tras la decisión judicial, el Gobierno regional de Cataluña sostuvo que seguirá adelante con su plan para separarse de España a pesar la decisión del Tribunal.

"La voluntad política del Gobierno de Cataluña es seguir adelante con el contenido de la resolución aprobada el lunes en el Parlamento ", afirmó la vicepresidenta regional Neus Munté en una breve rueda de prensa después de conocerse la suspensión decretada por el alto tribunal.

En su petición, el Gobierno de Mariano Rajoy (PP, centroderecha) fue más allá y pidió al TC que advierta a una veintena de altos cargos de esa región que pueden ser suspendidos si no cumplen sus autos y sentencias.

Entre los cargos electos susceptibles de ser suspendidos están el presidente en funciones del Ejecutivo catalán, Artur Mas y la presidenta del Parlamento regional, Carme Forcadell, así como los miembros de Mesa de la Cámara y los del Gobierno autonómico.

De este modo la Justicia zanja por el momento la iniciativa adoptada por el Parlamento catalán que pretende avanzar hacia una "república catalana", con 72 votos favorables de los 135 escaños de la Cámara.

Salió adelante con los 62 votos de Junts pel Sí (Juntos por el sí) -grupo del presidente catalán en funciones Artur Mas- y los diez de la CUP (radicales de izquierda).

La moción incluye una mención expresa a que sus promotores no respetarán las decisiones que adopte en el futuro el TC, lo que se vincula con la reforma legal del funcionamiento del Tribunal Constitucional, aprobada el pasado mes, que establece "un régimen específico para los supuestos de incumplimiento" de sus resoluciones.

Así, el TC podrá imponer multas coercitivas, acordar la suspensión de las autoridades o empleados públicos responsables del incumplimiento, o encomendar al Gobierno de la Nación, aun en funciones, la ejecución sustitutoria.

Tras la reunión del Gobierno compareció ante la prensa el presidente, Mariano Rajoy, quien afirmó que "cuando se prescinde de la ley, se renuncia a la democracia" y recalcó que defenderá "con firmeza" el respeto a la soberanía popular y la unidad de la nación.

Rajoy reconoció que desearía una "rectificación" por parte de los líderes políticos catalanes que han protagonizado el proceso soberanista y que están "quebrando todo".

Sobre un eventual diálogo para desbloquear la situación, el presidente del Gobierno español insistió en que está dispuesto a hablar "de lo que sea" con unas líneas rojas: la unidad de España, la igualdad de todos los españoles y el cumplimiento de la ley que obliga a todos, también a los dirigentes de la Generalitat (gobierno regional).

Ahora ve
Vecinos trabajan con sus propias manos para revivir las Cascadas de Agua Azul
No te pierdas
×