Alianzas de gasolineros mexicanos, ¿solución al desabasto?

Empresarios esperan que los convenios permitan que el precio de la gasolina sea más bajo; Pemex dejará el monopolio de la distribición de la gasolina en México a partir de 2017.
pemex gasolinera  (Foto: Agencias)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las alianzas entre gasolineros de México cobran fuerza ante la inminente llegada de competidores extranjeros y el fin del monopolio de Pemex en las estaciones de servicio, ya que pueden ser la solución para combatir el desabasto en entidades del país.

En 2016, los gasolineros podrán optar por una marca diferente a la de Pemex para su estación de servicio. Para el año siguiente se liberalizará la importación de diesel y gasolina del proveedor que más les convenga.

Dado que Pemex produce 431,738 barriles diarios de gasolina e importa 356,646, según datos de septiembre del SIE, ya no será posible para todos los gasolineros que esa empresa sea su principal proveedor.

Ante esta cuenta regresiva además de las asociaciones ya conocidas como ONEXPO, GUEP, AMEGAS, en los últimos meses han surgido otras agrupaciones como Grupo Car-go, G500 u Octanfuel, que quieren prepararse para la competencia y aprovechar las economías de escala.

“Pemex tiene interés (de seguir en el negocio de las gasolineras) cuando menos en lo que produce, pero dependerá de la logística, es decir, de las estaciones que estén más cerca de las refinerías. Es cosa que vea en dónde le conviene más pero nosotros estamos viendo también otras marcas”, dijo en entrevista Gilberto Bravo, presidente de Octanfuel, una alianza de 400 estaciones de servicio de Veracruz, Oaxaca, Puebla, Chiapas y Tabasco.

Agregó que entre las empresas interesadas en abastecerlas en el futuro están Glencore y Trafigura.

Hidrosina trabaja con otros empresarios (que tienen 540 estaciones) para lograr una alianza en la que Pemex sea su aliado más cercano y consigan una mayor integración del negocio.

Las agrupaciones quieren aminorar los costos al crear economías de escala como con la compra de un mayor volumen de combustible que puede traducirse en menores precios para el consumidor, ya que a partir de 2016 el precio operará en una banda de flotación con un mínimo y un máximo para liberarse en 2018.

Libre importación, ¿la solución?

Para la presidenta de la Asociación Gasolineros Unidos de Puebla y Tlaxcala (GUEP), Luz María Jiménez, lo que se debería adelantar es la libre importación de combustibles, ya que a su parecer, Pemex es incapaz de satisfacer la demanda interna. Desde hace un año varios estados han padecido problemas constantes de desabasto, como Puebla, Chihuahua, Aguascalientes, Coahuila, Nuevo León, Zacatecas, Jalisco, Tlaxcala y recientemente Tabasco.

“Se trata de que en su momento se invierta en terminales, en transporte, de poder invertir y tratar de evitar el desabasto”, dijo por su parte Gilberto Bravo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Analistas indican que con la competencia y la liberalización del precio, los gasolineros tendrán que buscar estrategias para tener un mayor margen de ganancia por cada litro que venda.

“Tendrán que decidir si compran gasolina importada o refinada. En la comercialización (gasolineras) tendrán que asumir el costo del transporte a sus gasolineras. El consumidor podrá tener gasolina barata siempre y cuando el mercado lo permita, pero estará limitado a la competitividad”, dice el consultor de Caraiva y Asociados, Ramsés Pech.

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×