El costo de la contaminación en China

Pekín declaró por primera vez una alerta roja de esmog, el nivel más alto de contaminación del aire; el cierre de actividades tiene efectos negativos sobre empresas y sobre el sector turístico.
contaminacion china  (Foto: Reuters)
Sophia Yan

La severa contaminación ha provocado nuevamente el cierre de actividades en Pekín después de que funcionarios municipales emitieron la mayor alerta de esmog por primera vez.

La alerta roja está programada para estar en vigor hasta el mediodía del jueves, hora local (23:00 hora del este del miércoles).

Durante mucho tiempo, China ha luchado contra los efectos de la contaminación. El rápido crecimiento ayudó a impulsar al país a convertirse en la segunda economía más grande del mundo. Pero la rápida urbanización y la industrialización también significaron la creación muchas fábricas y empresas contaminantes.

No hay duda sobre ello: el esmog está cobrando un alto costo sobre China y muchas empresas locales están sufriendo los efectos.

El Banco Mundial estima que el costo total de la contaminación del aire y el agua es equivalente al 6% del PIB de China cada año. Eso incluye el impacto sobre la salud, además de daños a los recursos naturales, como cultivos arruinados por la lluvia ácida.

El turismo es uno de los primeros sectores en sentir la afectación cuando Pekín y otras ciudades chinas se asfixian. Los episodios previos de contaminación han alejado a la gente.

De acuerdo con la Academia de Turismo de China, el número de visitantes extranjeros al país se redujo por tercer año consecutivo en 2014. El descenso se atribuyó a la catastrófica contaminación del aire.

“En medio del estancamiento de la economía mundial, el mercado entrante de China fue testigo de un pobre desempeño (el año pasado), y la grave contaminación del aire en Pekín y en otras ciudades importantes fue una amenaza importante”, dijo Fangting Sun de Euromonitor.

El presidente Xi Jinping anunció un plan de cinco años para hacer frente a la contaminación en septiembre de 2013, con el objetivo de reducir la dependencia del país hacia las centrales eléctricas impulsadas por carbón. Pero el progreso ha sido lento, y la contaminación continúa perjudicando a la industria del turismo, dijo Sun.

Y no son solo los turistas los que permanecen fuera.

Las empresas extranjeras que tratan de construir sus negocios en China enfrentan problemas al reclutar a personas mayores desde el extranjero debido a los problemas de contaminación.

Cincuenta y tres por ciento de las empresas tienen dificultades para llenar cargos ejecutivos, de acuerdo con una encuesta publicada a principios de este año por Bain & Company y por la American Chamber of Commerce in China.

Para las pequeñas empresas, el fuerte esmog puede ser devastador.

Jia Xiaojiang, de 30 años, un vendedor de comida en la calle, dijo el martes que pierde aproximadamente el 20% de sus clientes en los días contaminados.

Para los chinos más ricos, a menudo hay una ruta de escape.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La mitad de los encuestados el año pasado por Barclays dijeron que planeaban mudarse al extranjero, citando al aire sucio como una de las principales razones para desear emigrar.

Shen Lu y Guanhong Hu de CNN contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Miles marcharon en la CDMX en contra de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×