Tercera fase de Ronda 1, ¿inmune al desplome del petróleo?

El próximo 15 de diciembre, el Gobierno mexicano subastará 25 campos terrestres; la mezcla mexicana podría ver niveles de hasta 25 dólares por barril en el corto plazo.
petroleo 19 de agosto  (Foto: CNN)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En solo siete sesiones los precios de la mezcla mexicana han perdido 14.95% y se cotizan en 29.65 dólares por barril, un mínimo de casi siete años. En este contexto, el próximo martes se llevará a cabo la licitación de la tercera fase de la Ronda Uno de la reforma energética ¿cómo afectarán estos precios bajos la próxima licitación?

El próximo 15 de diciembre, el Gobierno mexicano subastará 25 campos terrestres para la explotación de gas y petróleo, con contratos de licencia, es decir las empresas serán dueñas de la producción para su comercialización y solo pagarán los derechos que le correspondan.

Para analistas, los campos con petróleo resultan atractivos aún con los bajos precios del combustible, ya que en estos campos el costo promedio de producción es de 18 a 23 dólares por barril, aunado a que el factor más importante es la recuperación del hidrocarburo, es decir, cuánto crudo pueden extraer. No obstante, los campos con gas pueden encontrar mayor resistencia.

Lo anterior porque la Ley de Transición Energética (LTE) no considera al gas natural como una fuente de energía limpia, a esto hay que sumarle que es más barato importar el energético de Estados Unidos que producirlo en México.

“Los que sí quedan en desventaja son los campos de la cuenca de Burgos o la zona de gas natural (Nuevo León y Tamaulipas), debido al no considerar al gas natural como una materia de baja emisión de dióxido de carbono da un indicativo que no es atractivo para la nación la explotación, dando a entender que prefieren importar gas de Estados Unidos”, señaló el consultor de Caraiva y Asociados, Ramsés Pech.

La extracción de gas está en unos 10 adólares el millar cubico, México lo compra en unos 3 dólares a Estados Unidos.

“Los más atractivos son los campos que tienen petróleo. El gas es más económico producirlo en Estados Unidos. En México falta una curva de aprendizaje para hacerlo de una manera eficiente. El precio de producirlo es alto comparado con el precio del mercado”, dijo el socio de la consultora especializada Marcos y Asociados, Luis Miguel Labardini.

En la última reunión de la OPEP, Arabia Saudita, el mayor productor de crudo, se rehusó a reducir la producción como estrategia para sacar del juego a los productores de shale en Estados Unidos, que han abaratado el precio del petróleo.

“(Para esta fase) el problema radica no en el precio del barril si no en la factibilidad de recuperación del crudo en superficie en cada campo que se licita y colocar el modelo de negocio en función de cuánto crudo se tiene en superficie para venta y cubrir costos”, explicó Ramsés Pech

Por lo pronto las expectativas para los precios no son muy positivas en medio del problema de oferta que enfrenta.

“Creemos que si los datos de los inventarios de crudo de Estados Unidos siguen incrementando el precio del petróleo puede seguir cayendo. El WTI estaría en un rango de 37 a 47 dólares. Mientras que la mezcla no ha mantenido un spread constante y niveles por debajo de los 30 son bastante factibles y si sigue así, veríamos mínimos de 25 a 27 dólares”, advirtió la directora de análisis económico de Banco Base, Gabriela Siller.

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×