Argentina elimina impuestos de exportación al trigo y maíz

El presidente argentino, Mauricio Macri, busca fomentar el desarrollo agrícola con esta medida; durante ocho años, los agricultores pidieron al gobierno rebajar los aranceles para poder exportar.
trigal  (Foto: Getty)
BUENOS AIRES (CNN) -

El recién asumido presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció este lunes la eliminación de los impuestos a las exportaciones de trigo, maíz y carne vacuna y la reducción de la tasa que paga la soja, el principal cultivo del país.

El país austral, uno de los mayores exportadores mundiales de alimentos, aplicaba impuestos -conocidos como "retenciones"- de 23% a los envíos de trigo al exterior, 20% a los de maíz, 15% a los de carne y 35% a los de soja.

"Argentina pasa a tener retención cero para las economías regionales", dijo Macri ante un grupo de agricultores.

"Hoy, como lo prometí durante la campaña, estoy apostando a la capacidad del sector agrícola para aumentar la producción", señaló, y aclaró que este lunes firmará el decreto con los cambios en los tributos.

Argentina es el cuarto exportador global de maíz, el tercero de soja y un importante proveedor internacional de trigo, cuyos envíos tienen como destino principal al vecino Brasil.

Lee: Argentina negocia acuerdos con bancos por 7,000 mdd

El ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, explicó tras el anuncio que la menor recaudación por retenciones será compensada por mayores ingresos tributarios de otros sectores.

"Se va a compensar con más impuesto a las ganancias, a los sellos, a los ingresos brutos, a los débitos bancarios y con más producción y generación de empleo", explicó el ministro.

Tanto las exportaciones de soja como las de su harina y aceite derivados, que tributan 32%, ahora bajarán cinco puntos porcentuales, confirmando lo que había dicho el jefe de una cámara sectorial 10 días atrás.

Lee: Macri ve arreglo con 'buitres' para regresar a los mercados

Los altos impuestos a la exportación fueron uno de los puntos principales que enfrentaron durante casi ocho años al poderoso sector agrícola con el gobierno de centroizquierda de Cristina Fernández, quien dejó su cargo la semana pasada tras dos mandatos consecutivos.

"Hoy se cierra un capítulo. Termina una etapa de confrontación y arranca un camino de construcción, de cooperación entre el campo y el sector público", señaló en un comunicado la Sociedad Rural Argentina (SRA), que representa a los productores de mayor escala del país.

Los cambios en las políticas intervencionistas de Fernández abren el terreno para una mayor producción de granos en Argentina, lo que en días recientes añadió presión a los precios de la soja en el mercado de Chicago.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Macri espera que al eliminar impuestos a las exportaciones del sector agropecuario, que es el que más divisas genera para el país, vuelvan a ingresar fondos frescos a la estancada economía de Argentina.

"Hemos luchado por esto durante años", afirmó Pedro Vigneau, un productor de la provincia de Buenos Aires -el mayor distrito agrícola del país- y vicepresidente de la entidad sectorial Aapresid. "Ahora la pelota está de nuestro lado, nosotros tenemos la responsabilidad de aumentar la producción", dijo.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×