La tensión entre Irán y Arabia Saudita termina en ruptura

El gobierno de Riad reprobó el ataque de los iraníes chiitas contra la embajada en Teherán; la agresión se dio después de la ejecución de un clérigo saudí opositor a la familia real.
AFP-Ejecucion-clerigo-embajada-saudi-Teheran  (Foto: Reuters)
Ben Brumfield, Yousuf Basil y Michael Pearson
(Reuters) -

Los gobiernos de Irán y Arabia Saudita rompieron relaciones, un día después de la ejecución de 47 personas este sábado, que desató la ira sectaria en el Oriente Medio, especialmente por la muerte de un hombre.

Se trata del clérigo musulmán chiíta Nimr al-Nimr, un disidente ferviente contra la familia real musulmana sunita saudí y a quien pidió su destitución durante los levantamientos de la Primavera Árabe en 2011.

Fue condenado a muerte por incitar a la lucha sectaria, sedición y otros cargos tras su detención en 2012.

Al-Nimr murió el sábado junto a 46 convictos de terrorismo.

El gobierno saudí de Riad anunció este domingo la ruptura de relaciones con su contraparte iraní después de los ataques a la embajada en Teherán, anunció el canciller saudí Adel al-Jubeir.

La noche del sábado, manifestantes en su mayoría chiíta, lanzaron cócteles molotov contra la embajada saudí en Teherán. Los manifestantes gritaron e incendiaron el edificio. Algunos entraron y saquearon oficinas.

Un productor de CNN informó desde el lugar que se podía ver humo saliendo del edificio.

 

La Agencia de Noticias Estudiantes de Irán (ISNA, por sus siglas en inglés) reportó que la policía y las fuerzas de seguridad intentaron disolver la manifestación, pero los inconformes seguían reuniéndose frente al complejo de la embajada.

El productor de CNN dijo que la policía antidisturbios formó una línea a unos 100 metros de la representación diplomática para evitar que los manifestantes entraran al edificio.

Hubo varios arrestos, dijeron agentes de la policía en el lugar. Se registraron algunos daños en la parte trasera del edificio, pero ningún miembro de la embajada estaba dentro de las instalaciones cuando se produjo el ataque.

Según la agencia semioficial de noticias Mehr, los estudiantes han convocado más protestas para este domingo.

El presidente iraní, Hassan Rouhani condenó la ejecución de al-Nimr en Arabia Saudita, y también criticó el ataque a la embajada saudí en Teherán y en un consulado de Arabia en otra ciudad iraní.

“De ninguna manera es justificable y principalmente irrespetuoso #Iran . Todos los funcionarios iraníes están totalmente comprometido a hacer frente a estos actos ilegales”, dijo en un tuit.

 

“Venganza divina”

Más temprano, el gobierno iraní había convocado al embajador saudí para condenar la ejecución de al- Nimr. Arabia Saudita le devolvió la bofetada, convocando al embajador iraní en Riad para oponerse vehementemente a la condena de Irán.

En Irán, la última palabra la tuvo el líder supremo ayatolá Ali Jamenei. El domingo tuiteó “indudablemente, injustamente derramada la sangre del mártir de los oprimidos #SheikhNimr afectará rápidamente y la venganza divina cogerá a los políticos sauditas”.

El líder supremo también publicó en su página web una imagen crítica que comparaba un verdugo de Arabia Saudita con un yihadista de ISIS preparándose para decapitar a una víctima. La ilustración los divide en “ISIS blanco” e “ISIS negro” y pregunta: “¿Cuál es la diferencia?”.

cnnexpansion

Arabia Saudita e Irán ya son acérrimos rivales. Y los conflictos regionales actuales tienen animosidad entre ellos.

Salma Abdelaziz, Shirzad Bozorgmehr, Richard Roth y Steve Almasy contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×