Tormenta récord deja al noreste de EU sepultado bajo nieve

La supertormenta dejó casi un metro de nieve en algunas zonas y al menos 14 personas murieron; las autoridades están luchando para limpiar las autopistas antes de que comience la semana laboral.
Reu-New-Jersey-nieve-tormenta  (Foto: Reuters)
(CNN Español) -

Las ciudades de la costa este de Estados Unidos ahora deben cavar entre la nieve y el hielo para regresar a la normalidad, pero las autoridades advirtieron a los residentes permanecer alerta incluso cuando la tormenta ya se dirige al océano Atlántico.

Tal vez el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, lo expresó mejor cuando dijo: "Todavía no estamos fuera de peligro".

Esto se aplica especialmente a New Jersey, donde las inundaciones siguen siendo una preocupación ya que los residentes ven la marea alta inundando varias ciudades a lo largo de la costa.

Mientras que las ciudades trabajan para volver a la normalidad, en Long Island Rail Road, que "sufrió daños significativos durante la tormenta", permanece sepultada, y funcionarios en Nueva York, Baltimore y Filadelfia, advirtieron que el agua podría volver a congelarse, lo que complica los caminos para el lunes por la mañana.

La alcalde de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, dijo que su ciudad había experimentado un "acontecimiento histórico de la nieve" y los trabajadores de la ciudad se comprometieron a trabajando arduamente para lograr que las carreteras y los servicios estén nuevo en marcha. Ella pidió a los residentes a hacer su parte mediante el uso de sentido común.

Un fin de semana sepultados

Un grueso manto blanco cubrió una vasta zona del noreste de Estados Unidos, producto de una tormenta de nieve que podría tener proporciones épicas.

Al menos 14 personas han muerto por la ola gélida que tiene a 11 estados bajo estado de emergencia. Hay reportes de decesos en Carolina del Norte, Virginia, Kentucky y la ciudad de Nueva York.

Según el alcalde de esa ciudad, Bill de Blasio, la nevada probablemente estará entre las cinco más fuertes en la historia de la Gran Manzana.

Unos 85 millones de personas viven en la ruta que está siguiendo la supertormenta.

También se ha reportado que unos 74,000 clientes del servicio eléctrico se quedaron sin energía, a consecuencia de la tormenta.

La aviación en la zona está prácticamente paralizada. Según el sitio FlightAware.com, más de 8,600 vuelos fueron cancelados entre sábado y domingo.

Los servicios de transporte masivo también han sido cancelados en Washington y Baltimore. Lo mismo ocurrió en algunos tramos del Amtrak desde y hacia la costa este.

Las autoridades federales, estatales y municipales están luchando para limpiar las carreteras antes de que comience la semana laboral.

Una supertormenta blanca

Pero la inclemencia del tiempo, más que cancelaciones de vuelos y cortes de energía eléctrica, ha causado situaciones desesperadas.

En Kentucky, cientos y cientos de vehículos quedaron atrapados en una carretera cuando se formó una capa de hielo que impidió la circulación de coches y camiones.

Efectivos de la Guardia Nacional y la policía de ese estado han tenido que buscar vehículo por vehículo para auxiliar a sus ocupantes en un largo congestionamiento que alcanzó casi 60 kilómetros. Muchos han estado varados por más de 19 horas.

Algunas ventiscas terminarán este domingo en la mañana, lo que supone otro problema cuando la nieve comience a derretirse, como ya ocurrió en Sea Isle City, New Jersey.

Jason Pellegrini, residente en la zona y quien vivió la catástrofe del huracán Sandy en 20012, dijo que este domingo por la mañana estaba tranquilo, pero en cuestión de 15 minutos se escuchó como una estampida; se trataba de una corriente “rabiosa de agua” que llegó hacia las zonas bajas y arrastró con lo que había a su paso, “como si fuera un tsunami”.

 

Las inundaciones costeras siguen siendo una gran preocupación para la mayor parte de New Jersey debido a las fechas de la tormenta.

Golpeó durante la luna llena, lo que significa mareas altas y bajas que alcanzarán su cenit y nadir durante este mes. Dos mareas altas han ido y venido, pero una tercera está próxima este domingo por la mañana, durante la cual los meteorólogos pronostican inundaciones más generalizadas.

El Servicio Nacional de Meteorlogía emitió una alerta para la costa de New Jersey para la noche de este domingo.

Sin embargo, para algunos esta situación invernal ha sido un gozo, como ocurrió en el Zoológico Nacional de Washington, donde los más de 55 centímetros de nieve fueron una diversión para los animales, como ocurrió con el panda gigante Tian Tian.

 

Joshua Berlinger y Eliott C. McLaughlin contribuyeron con este informe.

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×