México: mayor endeudamiento, pero con poco crecimiento

La contratación de pasivos por parte del Estado no se ve reflejada en un mayor dinamismo del PIB; el saldo histórico de los requerimientos financieros se ubicó en un máximo de 45.7% del PIB en 2015.
La reducción en el gasto y el endeudamiento de México respon  (Foto: Getty)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los niveles de endeudamiento del país continuaron al alza durante 2015, luego de años de políticas monetarias expansivas y de bajas tasas de interés que facilitaron el acceso al crédito tanto a personas como a gobiernos, sin embargo, esto no ha derivado en un mayor crecimiento económico en México.

Al cierre de 2015, la deuda neta del Gobierno federal representó 33% del Producto Interno Bruto (PIB) frente al cierre 26.9% de 2012, esto es, un aumento de 6 puntos porcentuales en cuatro años, según cifras de la Secretaría de Hacienda. En tanto, la economía nacional ha crecido en promedio 2% en el mismo periodo.

El año pasado, el déficit presupuestario sumó 627,423.7 millones de pesos (3.5% del PIB) frente a los 544,989.1 mdp (3.2% del PIB) de 2014. En 2012 fue de 405,775.4 mdp de 2012 (2.6% del PIB).

La tendencia al alza se concretó pese a los recortes al gasto que ha realizado el Gobierno debido a la caída de los ingresos petroleros, ocasionada por una sobreoferta mundial del combustible y a la volatilidad financiera.

“Hay una política deliberada desde el inicio [de la administración] de un mayor desequilibrio fiscal. Esto trae como consecuencia mayores requerimientos financieros, lo que implica contratar mayor deuda”, dijo en entrevista el director de Moody’s Analytics para América Latina, Alfredo Coutiño.

“Hay otros factores que han promovido este mayor acceso a deuda, como las políticas monetarias expansivas que se han implementado, lo cual bajó las tasas de interés y aumentó la liquidez en la economía y no solo hizo más sencillo el acceso al crédito sino que lo volvió más barato”, explicó

Mayores niveles de déficit implican la necesidad de un aumento en los requerimientos financieros para la contratación de deuda. En 2015, estos requerimientos como porcentaje del PIB aumentaron en 4.3%, con lo que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) se ubicó en un máximo de 45.7% del PIB, desde 41.4% de 2014, 36.4% de 2012 y 34.3% de 2009.

“Es una tendencia que no se va a revertir fácilmente. El problema es que no podemos ver los contrafactuales ¿qué hubiera ocurrido si el Gobierno no se endeuda? Desde 2009 el Gobierno se ha visto en la necesidad de requerimientos financieros de entre 3 y 4 puntos del PIB  para cuadrar el presupuesto, esto ha sido acompañado de baja inflación y bajo crecimiento y lo que vemos es que el SHRFSP ha tenido un aumento muy importante.

“El nivel de deuda es manejable, pero la tendencia es peligrosa, esto no puede continuar mucho tiempo si no, más pronto que tarde vamos a estar en un problema severo”, comentó a CNNExpansión el director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, Héctor Villarreal.

En 2013, el Congreso aprobó al Gobierno la propuesta de un mayor déficit presupuestario como un estímulo contracíclico, pero con una trayectoria decreciente para garantizar una evolución ordenada de la deuda y la sostenibilidad de las finanzas públicas.

“Si comparamos la magnitud en la que ha aumentado la deuda con lo que ha crecido la economía vamos a ver que más deuda no se ha visto reflejada en mayor crecimiento (…) Ahí está la cuestión más allá de si es sostenible o no, creo que lo que importa aquí es la velocidad a la que ha aumentado la deuda y que no ha tenido consecuencia en la capacidad productiva del país”, puntualizó Coutiño.

Por su parte, el titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda, Luis Madrazo, comentó que el Gobierno ha tenido un manejo prudente de la deuda.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“El déficit, efectivamente el número creció con respecto al año pasado, pero la medida correcta para ver si es un número grande o pequeño, es si hay capacidad para ir financiándolo, y eso está más relacionado al tamaño de la economía y  la capacidad de recaudación”, dijo el funcionario el viernes en conferencia.

“Yo pondría en contexto la medida que tenemos de los requerimientos financieros del sector público, que este año es de 4.1% y representa una reducción de 0.5% en términos del PIB, yo creo que eso es la mejor medida. ¿Y cuánto es mucho o es poco? Depende de la capacidad de financiamiento; dado que se está reduciendo, pues se está demostrando la capacidad de ir minimizando los requerimientos financieros para poder estabilizar la razón de deuda, en ese sentido es un monto razonable y es un monto financiable y sostenible de la deuda, como lo es toda la estrategia de deuda”, dijo.

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×