Detenido el segundo al mando de grupo criminal de Guerrero

La captura del líder, que según medios pertenece al grupo de Los Rojos, se realizó el 26 de enero; a esta organización criminal se atribuye el incremento de actos violentos en la zona sur del estado.
Los Rojos tienen como principal centro de operaciones el municipio de Chilapa de Álvarez. ✓
Chilapa-co  Los Rojos tienen como principal centro de operaciones el municipio de Chilapa de Álvarez. ✓
CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) -

Agentes federales mexicanos detuvieron al segundo al mando y a otros cuatro integrantes de un grupo criminal del sureño estado de Guerrero, asediado por una ola de violencia ligada a la delincuencia organizada, informó este martes una fuente oficial.

José Arturo López, titular de la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas, indicó que esa división de la Procuraduría General de la República (PGR), en coordinación con la Policía Federal, "lleva a cabo una investigación integral para la desarticulación de un grupo criminal que opera en Guerrero".

Los integrantes de esa agrupación criminal, que tiene como principal centro de operaciones el municipio de Chilapa de Álvarez, "realizan actividades delictivas como secuestro, cobro de piso (extorsión) y delitos contra la salud (narcotráfico)", expuso.

Añadió que a dicha organización criminal, a la que no identificó, se atribuye el incremento de actos violentos en la zona. No obstante, medios locales indican que se trata del cártel de los Rojos.

De acuerdo con López, gracias a las pesquisas se logró el pasado 26 de enero la detención de una persona identificada como el segundo al mando de dicha organización criminal, de quien se obtuvo información que permitió dos días más tarde capturar a cuatro integrantes más, "quienes brindaban seguridad al líder principal".

"Con estas detenciones se ha logrado disminuir considerablemente al primer círculo de mando de dicha estructura criminal", aseveró.

El funcionario señaló que a los cinco detenidos les fueron decomisados un lanzagrandas, una arma larga y cinco cortas, cartuchos de diversos calibres y equipos de comunicación móvil, así como marihuana y heroína.

Precisó que los detenidos fueron ingresados a una prisión federal y puestos a disposición de un juez por los delitos de delincuencia organizada, contra la salud y portación de armas de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Desde que desaparecieron 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa en el municipio de Iguala el 26 de septiembre de 2014, Guerrero padece una intensa ola de violencia que los refuerzos en seguridad no han logrado aplacar.

El estado es disputado por numerosos grupos criminales, especialmente en la región centro, a la que pertenece Chilapa, donde tres de ellos luchan por el control territorial.

Los Ardillos y los Rojos se disputan Chilapa, un punto estratégico para el control de la amapola de la que se obtiene heroína. Además, los Rojos pelean la plaza de Chilpancingo, la capital estatal, con el cártel de la Sierra del Sur.

Solo en la primera semana de enero, Guerrero registró 319 asesinatos presuntamente relacionados con la delincuencia organizada.

Esta situación llevó a las autoridades a desplegar una estrategia de seguridad en la que trabajan hasta 10,000 efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional y solo en Acapulco, 1,000 marinos, además de agentes federales y estatales.

A este operativo se sumó la semana pasada el despliegue de unos 3,500 militares y 200 policías federales y estatales en Chilapa y varios municipios aledaños.

Ahora ve
No te pierdas