Pesos mexicano y argentino, los más golpeados por el dólar

Ambas divisas fueron las más afectadas por la volatilidad global en el primer mes del año; las monedas de Malasia y Tailandia tuvieron las apreciaciones más altas en el periodo.
peso mexico  (Foto: Getty)
Yussel González
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las monedas de México y Argentina fueron las divisas de mercados emergentes que más retrocedieron frente al dólar estadounidense durante enero.

El peso mexicano tuvo una depreciación de 4.40% en el periodo de referencia, con lo que ocupó el puesto número 23 entre las 24 monedas que componen el ranking de divisas emergentes de Bloomberg. Solo fue superado por el peso argentino, que retrocedió 5.48%.

“Lo que vimos en enero fue turbulencia en los mercados financieros. La depreciación de la moneda de China, la caída significativa en los precios del petróleo, la caída de índices en todos lados, en particular en Estados Unidos. Todas estas noticias impactaron a México principalmente a través del tipo de cambio”, dijo en entrevista George Lei, analista de divisas emergentes de Bloomberg.

Explicó que también influye el que el peso mexicano opere en los mercados internacionales, ya que suele usarse como cobertura en momentos de alta volatilidad.

“Se habla mucho de que el peso, siendo el más líquido, a veces nos castigan de más. Estamos al final de la tabla no porque seamos los peores sino porque nos usan para hacerse de liquidez”, agregó en entrevista Guillermo Aboumrad, director de estrategias de Mercado de Finamex.

cnnexpansion

La moneda argentina se vio afectada principalmente por la decisión del Gobierno entrante, de Mauricio Macri, de finalizar las restricciones cambiarias.

“Cuando Macri entró a mediados de diciembre permitió al peso flotar libremente y se depreció cerca de 30%”, dijo George Lei.

Agregó que muchas personas no tuvieron tiempo de hacer el papeleo necesario para adquirir billetes verdes al cierre de año, lo que limitó la demanda por la moneda. Sin embargo, en enero se reanudó el proceso y hubo más compras por parte de importadores y de individuos.

Para los meses que vienen, los analistas no descartan nuevos episodios de volatilidad para el peso mexicano.

“Seguimos anticipando alta volatilidad y nerviosismo en los mercados, lo que podría seguir afectando a la moneda local (peso mexicano), así que no descartamos otros movimientos similares a los de enero”, señaló Banamex en un reporte.

Prueba de esa volatilidad es la caída de 2.11% que tuvo el peso mexicano frente al dólar al inicio de febrero. La caída motivó que el Banco de México (Banxico) subastara 400 millones de dólares el martes.

Ahora ve
No te pierdas