Irán desprecia al dólar; quiere euros

El país tiene la intención de que sus barriles de petróleo sean cotizados en euros; Irán pretende estrechar sus relaciones con empresas europeas.
Irán
Heather Long
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Irán está dispuesto a vender su petróleo al mundo de nuevo, pero quiere que le paguen en euros, no en dólares estadounidenses.

Un alto funcionario de la petrolera estatal de Irán dijo que el país tenía una fuerte preferencia por los euros.

“Nuestra principal prioridad es recibir dinero en efectivo y [pagos] petroleros en euros”, dijo Safar Ali Karamati, director adjunto de la Compañía Nacional de Petróleo Iraní, a un medio de comunicación iraní el sábado.

Es la señal más reciente de cómo Irán ha profundizado sus relaciones corporativas con Europa desde que muchas de las sanciones fueron levantadas en enero.

Ante los ojos de Irán, “cualquier cosa distinta al dólar sería financiera y políticamente mejor”, dice Majid Rafizadeh, un experto de Medio Oriente de la Universidad de Harvard.

Esta no es la primera vez que Irán ha tratado de alejarse del dólar estadounidense. Pero, el mercado mundial del petróleo se cotiza en dólares estadounidenses, no en euros, lo cual vuelve complicada la exigencia de Irán.

“Irán ha intentado durante mucho tiempo cambiar a euros o a otras monedas locales sus exportaciones por varias razones, incluyendo la animosidad profundamente arraigada de Teherán hacia Estados Unidos”, dice Rafizadeh.

Depender menos del dólar también disminuiría el impacto si Estados Unidos decide imponer más sanciones a Irán más adelante.

El mercado de divisas no ha hecho mucho caso a la declaración de Irán.

“Si Arabia Saudita hiciera ese comentario, sería un gran problema”, dice Win Thin, director global de estrategia de divisas de mercados emergentes de Brown Brothers Harriman.

Cambiar a euros realmente podría ser contraproducente para Irán. Brown Brothers es una de las muchas empresas que predicen que el euro seguirá disminuyendo en valor frente al dólar estadounidense, especialmente si la Reserva Federal continúa elevando las tasas de interés.

Empresas europeas han alcanzado una serie de acuerdos con Irán en las últimas semanas. Por el contrario, muchas sanciones estadounidenses permanecen vigentes, dificultando a las empresas estadounidenses vender mercancías en Irán o que una empresa como McDonald's abra restaurantes allí.

Un ejemplo elocuente es que Irán ordenó 118 nuevos aviones de la francesa Airbus, y no de la firma Boeing, con sede en Estados Unidos.

Ahora ve
No te pierdas