Inversionistas, nerviosos por los bancos europeos

Las acciones bancarias se han hundido en porcentajes de dos dígitos en 2016 ante temores globales; y el costo de asegurar la deuda de Deutsche Bank, por ejemplo, se ha disparado a 182%.
Deutsche  (Foto: CNN)
Matt Egan
NUEVA YORK (CNNMoney) -

El mundo de nuevo se está poniendo nervioso por la salud de los grandes bancos, especialmente por la de aquellos con sede en Europa.

Las acciones bancarias no solo se han desplomado a un ritmo alarmante, sino que los inversionistas están aumentando sus apuestas a que algunos de ellos podrían incumplir con el pago de sus deudas si la economía mundial se hunde en recesión o la caída en los precios del petróleo se profundiza.

El costo de asegurar la deuda de Deutsche Bank se ha disparado 182% en los últimos tres meses a su nivel más alto desde la crisis de deuda soberana de 2011, según FactSet. Credit Suisse también está bajo fuego, ya que el costo de asegurar su deuda se ha duplicado.

El temor por los bancos europeos se suma al pesimismo mundial. Este ha enviado a las bolsas alrededor del mundo en una espiral descendente en 2016.

“Aún existe el trauma de 2008 rondando el mercado. No se necesita mucho para asustar a todo el mundo con el temor de que tendremos otro desorden financiero global”, dijo Ed Yardeni, presidente de asesoramiento de inversiones de Yardeni Research.

Por supuesto, las turbulencias actuales de los bancos ni siquiera se acercan a las de la crisis de 2008 en este punto. Y los grandes bancos en Estados Unidos y Europa se han fortalecido mucho desde aquel colapso.

Aún así, los bancos están siendo apaleados este año. Las acciones de Bank of America han caído 27% este año, mientras que Goldman Sachs ha perdido 18%. En comparación, el Dow ha bajado “solo” 8%.

Los bancos europeos se han desempeñado aún peor. El índice bancario Euro STOXX se ha hundido 24%, a pesar de una gran recuperación el miércoles. Del mismo modo, las acciones de Deutsche Bank cotizadas en Alemania se dispararon 13% el miércoles, pero se mantienen con una baja de un tercio este año.

“Ahora, cada institución bancaria en Europa y en otros lados es cuestionada acerca de su viabilidad”, escribió Michael Block, jefe de estrategias de mercado de Rhino Trading.

Así que, ¿por qué están los bancos en picada?

Nerviosismo por recesión y el colapso petrolero

En primer lugar, los inversionistas se están protegiendo contra el mayor riesgo de una recesión global. Temen que los bancos, especialmente los grandes bancos europeos que dependen de los riesgosos ingresos por trading en lugar de depender los depósitos, que son más confiables, podrían sufrir durante una caída.

Los rumores de que Deutsche Bank podría tener problemas para pagar los intereses de parte de una deuda que expira en abril, obligaron al mayor banco alemán a tranquilizar a los inversionistas asustados dos veces en el lapso de 24 horas. John Cryan, copresidente ejecutivo del banco, insiste en que Deutsche Bank es “absolutamente sólido como una roca”. Las acciones de Deutsche Bank subieron el miércoles después de que el Financial Times informó que podría recomprar una porción de su deuda.

El otro gran causante del nerviosismo es el desplome de las materias primas, especialmente del petróleo. Las compañías de energía adquirieron toneladas de deuda cuando el petróleo se cotizaba a 100 dólares por barril. Ahora que está en 28 dólares, los impagos de préstamos energéticos están en aumento y decenas de empresas se han declarado en quiebra.

Los inversionistas están preocupados de que los grandes bancos no hayan hecho lo suficiente para prepararse para la tormenta que se acerca por los impagos petroleros, especialmente si el petróleo se mantiene por debajo de los 40 dólares durante un largo tiempo. ¿Acaso los préstamos de esquisto se convertirán en la versión 2016 de los préstamos subprime?

Los bancos centrales están poniendo nerviosos a los inversionistas. Las acciones de los bancos estadounidenses subieron el año pasado ante esperanzas de que la Reserva Federal podría aumentar significativamente las tasas en 2016. Las tasas más altas dan a los bancos más espacio para ganar dinero por la diferencia entre el interés que pagan por los depósitos y el que cobran en los préstamos.

Pero la agitación del mercado en 2016 ha reducido mucho las posibilidades de que la Fed suba mucho las tasas este año. De hecho, los bancos centrales globales se están moviendo agresivamente en la dirección opuesta. El Banco Central Europeo está imprimiendo dinero y ha insinuado incluso la posibilidad de más estímulos, y el Banco de Japón sorprendió a los mercados al introducir tasas de interés negativas.

“El potencial para un entorno prolongado de tasas de interés menores o cercanas a cero ha cambiado la tendencia de mercado en contra de las acciones bancarias europeas”, escribió en una nota Relte Stephen Schutte, analista de la firma de investigación Markit.

Los grandes bancos son mucho más saludables que en 2008

Sin embargo, algunos creen que el pánico financiero es exagerado.

“Hay muy, muy pocos detalles que respalden las preocupaciones sistémicas como las que había en 2011, por no hablar de 2007/2008”, señaló Bespoke Investment Group en una nota.

Bespoke señaló que los balances generales de los bancos grandes están “dramáticamente” menos apalancados, y que los prestamistas han sido obligados a almacenar grandes cantidades de capital para absorber pérdidas futuras.

Incluso en el peor de los casos, Bespoke dijo que los grandes bancos pueden absorber una amortización de todos sus préstamos de energía utilizando solo una cuarta parte de sus ganancias.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“No creo que haya ningún riesgo de crisis financiera aquí. La capitalización bancaria en Estados Unidos y Europa es muy buena. Es difícil sentirse preocupado por eso”, dijo David Kelly, director de estrategia global de JPMorgan Funds.

Jim Boulden e Ivana Kottasova contribuyeron a este informe.

Ahora ve
¿Quieres comprar un celular? Te decimos cómo hacer una compra inteligente
No te pierdas
×