Los momentos inesperados en la visita de Francisco a México

El papa y su seguidores han protagonizado instantes emotivos y fuera del guión durante su visita; presentamos una recopilación de ellos.
Varios obispos de México han sacados sus móviles para tomarse fotos con el papa en su visita a México. (Foto: AFP )
Obispos fotos  Varios obispos de México han sacados sus móviles para tomarse fotos con el papa en su visita a México. /  (Foto: EFE, )
  • A+A-
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

“Esto no está en el texto, pero me sale ahora”, dijo el papa Francisco a los obispos de México reunidos en la Catedral Metropolitana el sábado 13.

“Si tienen que pelearse, peléense; si tienen que decirse cosas, díganselas, pero como hombres, en la cara. Como hombres de Dios, que después van a rezar juntos, a discernir juntos, y si se pasaron de la raya, a pedirse perdón”, dijo en medio de su mensaje pastoral.

Fue uno de varios momentos espontáneos que han aparecido en la primera visita del papa a tierras mexicanas, instantes fuera de la agenda y hasta con algo de humor.

Francisco se enoja

En su gira por Morelia, el papa tuvo un momento incómodo cuando fue jaloneado por uno de los asistentes a su encuentro con jóvenes. Molesto por el incidente, Francisco espetó a un "¡No seas egoísta!" a la persona que provocó que perdiera el equilibrio.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, consideró que esa reacción fue normal. "Cualquiera ante una situación similar habría reaccionado de esa forma, más aún después de una larga jornada de actividades", dijo Lombardi.

El conteo por los 43

El caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa tomó protagonismo en la visita del papa a Morelia, pues los religiosos reunidos en el estadio Venustiano Carranza realizaron el pase de lista con el que son recordados los normalistas.

 

Varias ONG y padres de los 43 estudiantes han buscado una reunión privada con Francisco para exponerle su caso, pero hasta ahora no se ha confirmado. Solo han sido invitados a la misa que el papa oficiará en honor a las víctimas de la violencia en Ciudad Juárez.

Canto y lágrimas

En su visita al Hospital Infantil de México, el papa escuchó a una paciente que le cantó Ave María, uno de los momentos más emotivos de la visita papal. La primera dama, Angélica Rivera, se mostró conmovida y se secó algunas lágrimas.

 

La selfie

Los obispos de México no han querido dejar pasar la oportunidad de tomarse una foto con el papa Francisco, incluso en lugares como la Catedral Metropolitana o la Basílica de Guadalupe.

Brinca de emoción

El papa recorría las calles de Ecatepec, cuando una mujer brincó la valla y se acercó para entregarle un presente al pontífice. En lugar de temer por ser reprendida por las autoridades, brincaba de alegría.

La playera de Cruz Azul

A alguien entre el público le pareció buena idea arrojar una camiseta del club Cruz Azul, equipo que tiene 18 años sin llegar al campeonato, al papa Francisco, cuando arribaba a la Basílica de Guadalupe.

 

La pausa en el Zócalo

Con la ayuda de varios, una persona en silla de ruedas alcanzó al papa Francisco en el Zócalo. Una de dos pausas que hizo el pontífice fue para bendecirlo y darle un beso.

 

Se baja del papamóvil

En su camino a Ecatepec, el papa pidió al chofer del papamóvil detenerse para saludar a un grupo de religiosas del monasterio de la Visitación de María, en Patriotismo, al sur-poniente de la Ciudad de México, una pausa que sorprendió a muchos.

 

Un recuerdo del altar

Luego de la misa en Ecatepec, varios de los asistentes subieron al altar para llevarse un recuerdo, como las macetas y las flores, y tomarse fotos en donde acababa de oficiar la celebración el papa.

Ahora ve