Papa alerta de tentaciones que pueden acabar con mexicanos

El papa pide en Ecatepec liderar iniciativas que conviertan a México en una nación de oportunidades; en su homilía habla de las tentaciones que destruyen al hombre, como la riqueza, vanidad y orgullo.
El jerarca católico convivio con menores enfermos en un hospital de la Ciudad de México. ✓
El jerarca católico convivio con menores enfermos en un hosp  El jerarca católico convivio con menores enfermos en un hospital de la Ciudad de México. ✓
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El papa Francisco pidió este domingo a los mexicanos liderar iniciativas que conviertan a México en una nación de oportunidades, además habló sobre las tentaciones que destruyen al hombre, entre ellas la riqueza, la vanidad y el orgullo.

Durante su mensaje a los feligreses en Ecatepec, en el Estado de México, el pontífice pidió que México se convierta “en una tierra que no tenga que llorar a hombre y mujeres, a jóvenes y niños que terminan destruidos en las manos de los traficantes de la muerte”, y en donde no sea necesario migrar a otros países.

Recomendamos: "México no debe ser paso de tráfico de muerte de migrantes”

Después de un viaje de menos de 30 minutos del Campo Marte en la Ciudad de México y un recorrido de 9 kilómetros desde el Centro de Estudios Superiores de Ecatepec, el papa Francisco ofició una misa en un espacio abierto conocido como El Caracol, en el Estado de México.

Federico Lombardi, vocero del Vaticano, dijo en rueda de prensa este domingo que unas 300,000 personas acudieron a la misa que ofició Francisco en Ecatepec, y unas 700,000 personas estuvieron alrededor del lugar.

Esto marca el segundo día de actividades del líder de la Iglesia católica tras el encuentro el día anterior con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, la clase política y los obispos, a quienes les dio un fuerte llamado a dejar las diferencias entre ellos.

El mismo sábado visitó el recinto mariano, donde pidió por las familias de personas "arrebatadas". 

Lee: El papa alienta a padres cuyos hijos han sido 'arrebatados'

Recorrido rumbo a Ecatepec

La mañana de este domingo, como en el día anterior, el pontífice salió a saludar y bendecir a personas de grupos vulnerables que se congregaron en la Nunciatura Apostólica alrededor de las 09:27 horas. Después de una interacción de apenas unos minutos, el jerarca regresó a la residencia.

Durante su recorrido por la calles de la Ciudad de México el pontífice bajó del papamóvil para acercarse a un grupo de monjas reunidas afuera de la Universidad Simón Bolívar, a las que dio su bendición y quienes le obsequiaron un ramo de rosas blancas.

El papa conversó por unos instantes con ellas, momento que fue aprovechado por varios de los vecinos y asistentes para saludarlo.

En el Campo Marte en la CDMX abordó un helicóptero a las 10:21 horas locales y aterrizó en el Centro de Estudios Superiores de Ecatepec minutos más tarde.

Leer: Las frases del papa

Agradecer y bendecir, le pide a niños

El papa regresó a la Ciudad de México a las 16:24 horas en helicóptero, que aterrizó en el Campo Marte. El pontífice realizó un recorrido por avenidas como Paseo de la Reforma, en dirección al Hospital Infantil Federico Gómez, donde convivirá con los niños y sus familiares. El pontífice llegó a las 17:02 (hora local) al centro hospitalario.

Los niños le dieron dibujos al pontífice, e incluso uno de ellos le pidió un autógrafo. El líder de la Iglesia católica le regaló un rosario a cada menor que saludó y abrazó.

cnnexpansion

cnnexpansion

El papa dijo estar agradecido por estar conviviendo con los menores y las personas que los cuidan, al tiempo que pidió a los niños que aprendan a bendecir a quienes los atienden.

“Gracias a quienes que con la 'cariñoterapia' hacen que estos días tengan mayor alegría, esta ayuda en este tiempo de sufrimiento”, comentó el pontífice.

Francisco aseguró que el Evangelio enseña dos cosas fundamentales de la vida: agradecer y bendecir.

“Acá yo los bendigo, todos los que trabajan los bendicen a ustedes los chicos, pero ustedes también tienen que aprender a bendecir y pedirle a Jesús que los cuide; al ver sus rostros me generó ganas de dar gracias, por el cariño que tienen de recibirme, por ver el cariño con el que se les cuida, por el esfuerzo de tantos que están haciendo lo mejor para que puedan recuperarse pronto”, expresó el líder de la Iglesia católica, al tiempo que encomendó los menores a la Virgen de Guadalupe.

Uno de los momentos emotivos de la visita del papa al hospital infantil ocurrió cuando una menor le cantó el Ave María.

 

Recomendamos: La 'papamanía' en el Zócalo

El líder de la Iglesia católica se trasladó a la Nunciatura Apostólica este domingo por la noche, y se bajó del automóvil que lo trasladó para convivir brevemente con las personas que lo esperaron afuera del lugar; tras bendecir y saludar a un grupo de asistentes, Francisco se fue a descansar.

Esta es la séptima visita de un líder de la Iglesia católica a México desde 1979, cuando el entonces papa —y ahora santo Juan Pablo II—, visitó por primera vez el país. La última visita papal a territorio mexicano fue en marzo de 2012, cuando el ahora benemérito Benedicto XVI estuvo en Guanajuato.

La Ciudad de México será la residencia de Francisco durante las cinco noches que pasará en nuestro país. A partir del lunes viajará a Chiapas (sur), Michoacán (occidente) y concluir su gira con una misa en Chihuahua (norte), en la frontera con Estados Unidos.

El papa permanecerá en México hasta el 17 de febrero.

*Con información de Notimex

Ahora ve
No te pierdas