Empresario cobra venganza y manda a calcinar a 6 personas

La Fiscalía de Puebla arresta a inversionista y otros 5 acusados de tomar justicia por mano propia; 2 policías ministeriales están señalados de filtrar información al indiciado durante la indagatoria.
El fiscal de Puebla, Víctor Carrancá, informó en conferencia de prensa sobre la investigación del multihomicidio. ✓
puebla, fge  El fiscal de Puebla, Víctor Carrancá, informó en conferencia de prensa sobre la investigación del multihomicidio. ✓  (Foto: twitter.com/FiscaliaPuebla)
Elvia Cruz
PUEBLA (CNNExpansión) -

Un robo con violencia registrado en la casa de uno de sus familiares a mediados de 2015 llevó a un empresario de Puebla a hacer justicia por propia mano, informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

Jorge Aduna Villavicencio prefirió no denunciar el delito y optó por investigar por su cuenta la identidad de los autores con la intención de cobrar venganza, señaló el sábado el fiscal del estado, Víctor Carrancá Bourget.

Con el apoyo de sus escoltas, entre ellos un expolicía ministerial y un agente de la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI), el inversionista ubicó, privó de su libertad, asesinó e incineró a seis de los presuntos responsables de la agresión a sus parientes.

El dueño de la empresa Gallística del Noreste, considerado uno de los más importantes organizadores de conciertos y peleas de gallos en la zona centro del país —en los últimos tres años, se ha encargado del Palenque de la Feria de Puebla—, fue detenido el fin de semana junto con otros cinco supuestos cómplices. 

Carrancá Bourget indicó en conferencia de prensa que tras el trabajo de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto —investigación de campo, inteligencia, análisis de redes de vínculos y diversas entrevistas a los familiares de las víctimas— se logró probar la responsabilidad de Aduna Villavicencio en el multihomicidio.

La tablet que llevó a las desapariciones

Entre el 19 de octubre y el 27 de noviembre del año pasado, “desaparecieron” un vendedor de lácteos, dos limpiaparabrisas, un albañil, un herrero y un carpintero que, según la Fiscalía, habrían participado en el robo que desató dicha reacción por parte del empresario —según fuentes de la Fiscalía, los hechos ocurrieron en su domicilio, y en ellos se registró un abuso en contra de una de sus familiares cercanas.

Un hecho que generó suspicacias fue que todos fueron vistos por última vez en las inmediaciones de la colonia Lomas de San Miguel, en la zona suroriente de la Ciudad de Puebla.

Según las investigaciones, la ubicación de una tableta electrónica que había sido robada el día del atraco permitió al empresario concretar su plan.

La primera víctima fue Marco Antonio Cuautle, desaparecido el 19 de octubres; después, el 28 de octubre, Román Limón Gómez; el 12 de noviembre fueron 'levantados' de manera simultánea Pedro Negrete Orea y Luis Ángel Flores Gutiérrez. El quinto caso de desaparición se dio el 26 de noviembre, de Rogelio Rivera Osorio, y un día después cayó el sexto: Bryan Gerardo Torres Sandoval.

A través de las diligencias, se ubicó una bodega propiedad del empresario en los límites con Tlaxcala, donde fueron hallados los restos de las víctimas, así como parte de las pertenencias que llevaban cuando se extraviaron.

Fragmentos óseos de cada una de las víctimas fueron ubicados en dos tambos metálicos utilizados para la incineración de los cuerpos, así como en una coladera del inmueble.

Los detenidos

Aparte del empresario Jorge Aduna, están recluidos en el penal de San Miguel —en Puebla capital— Antonio Cantú García, de 60 años, originario de Matamoros, Tamaulipas, quien participó en la privación de la libertad de las víctimas; Yosafhat Berlanga Flores, exelemento de la AFI de 33 años de edad. También Ricardo López Meza, de 46 años, dado de baja de la Policía Ministerial por no aprobar el examen de control de confianza en 2014; Alejandro Páez Valenzuela, de 42 años, originario del Distrito Federal, así como José Emanuel Limón Meneses, de 20 años de edad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, dos policías ministeriales, Javier Cruz Ventura y José Felipe Rivero Hernández, están detenidos por filtrar información al empresario, durante las indagatorias.

Al momento de la detención, según la información de la FGE, al empresario le fue encontrada una bitácora de las actividades realizadas para la vigilancia de las víctimas y cinco armas de fuego, entre otros objetos.

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×