¿Subir o no subir la tasa? Dilema entre miembros de la Fed

Algunos consideran prolongar el alza gradual y otros no ven en el entorno global una amenaza; la próxima reunión de política monetaria está programada para el 15 y 16 de marzo.
tasa-fed-dilema-miembros  La Fed inició el alza gradual en su tasa de interés de referencia en diciembre. ✓  (Foto: iStock by Getty Images)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Banco central tal vez necesite mantener la tasa de interés de referencia de Estados Unidos sin cambios, ¿o no? Este es el dilema que sostienen las cabezas de los 12 bancos regionales que conforman el sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

Según las minutas de la primera reunión de política monetaria del año del banco central, algunos funcionarios esperan que las tasas suban. No obstante manifestaron que vigilarían cercanamente los acontecimientos económicos globales, así como los precios del petróleo y de las acciones.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo durante su comparecencia ante una comisión del Congreso estadounidense que hay pocas posibilidades de revertir el ciclo de alzas que inició en diciembre y enfatizó que se mantendría la política actual de buscar los ajustes graduales.

Estas son algunas de las posturas de los miembros, de cara a la próxima reunión de política monetaria, programada para el 15 y 16 de marzo.

Esther George, presidente de la Reserva Federal de Kansas City

Subir las tasas de interés en la próxima reunión de política monetaria es algo que "absolutamente debería estar sobre la mesa para consideración".

George es una de los 12 presidentes que tiene derecho a voto este año. Asegura que de mantenerse la volatilidad global podría dar una pausa en los aumentos, pero afirmó que el panorama económico de EU no ha cambiado de manera fundamental desde diciembre.

Robert Kaplan, presidente de la Reserva Federal de Dallas

"Para alcanzar nuestro objetivo de inflación, tal vez necesitemos ser más pacientes que lo que habíamos pensado anteriormente".

Kaplan, aunque asiste a las reuniones, no votará, pero sugiere mantener las tasas de interés sin cambios por un “periodo prolongado”.

Neel Kashkari, presidente de la Reserva Federal de Mineápolis

"Si nos seguimos asegurando de tener una política monetaria flexible, podemos seguir haciendo que la gente vuelva al mercado laboral e impulsar la inflación hasta nuestra meta del 2%".

El republicano Kashkari, recién nombrado en el cargo, lideró el rescate bancario durante la crisis financiera en 2008. Él asiste a las reuniones de política monetaria, pero no vota.

Loretta Mester, presidente de la Fed de Cleveland

"Mi sensación es que el camino de las tasas de interés para respaldar a la economía va a ser todavía uno en el que rebajemos gradualmente el tamaño de la expansión".

Mester cree que el camino de la Fed "no va a dar marcha atrás" y llamó a la cautela frente a tasas de interés negativas por su potencial impacto en los mercados financieros estadounidenses. Ella tampoco vota en las reuniones.

John Williams, presidente de la Fed de San Francisco

“Sigo considerando que el mejor curso es el ritmo gradual de normalización de la política”.

El sentir de Williams, quien sí vota en las reuniones, choca con los de muchos economistas e inversionistas que han apostado cada vez más de que el empeoramiento de las condiciones globales retrasará un mayor endurecimiento monetario, o incluso obligaría a la Fed a revertir su curso.

James Bullard, presidente de la Fed de San Luis

"Simplemente no estamos actualmente en una situación en la que pensaríamos en ese tipo de medidas".

Bullard, quien tampoco vota, se refiere a que no hay necesidad de recurrir a tasas de interés negativas para intentar fomentar el crecimiento, pese a los riesgos globales, pues el panorama económico de Estados Unidos sigue siendo razonablemente sólido.

Alrededor de 80 analistas consultados por Reuters señalan que los temores del crecimiento global y de la inflación no impedirán que la Fed ajuste su plan, además de que prevén dos alzas en 2016 hacia el segundo semestre.

Eric Rosengren, presidente de la Fed de Boston

"Si la inflación tarda más en regresar a la meta, la normalización de la política monetaria debería ser lenta".

Rosengren sugiere no apresurarse a una nueva alza dados los problemas en el extranjero y la volatilidad en los mercados financieros. Este año tiene derecho a voto y es un miembro moderado influyente al interior de la Fed.

Patrick Harker, presidente de la Fed de Filadelfia

"Podría resultar prudente esperar hasta que los datos de inflación sean más fuertes antes de emprender una segunda alza de tasas".

Harker, quien no votará hasta el próximo año, dijo que sigue siendo "optimista" sobre la economía a pesar de la ola de ventas en las bolsas y de la presión bajista sobre la inflación en Estados Unidos por los débiles precios del petróleo y la fortaleza del dólar.

William Dudley, presidente de la Fed de Nueva York

La política de la Reserva Federal es "bastante expansiva", dado el bajo nivel de inflación, que presenta poca amenaza a una expansión económica en Estados Unidos que sólo madurará a menos que haya un impacto desde el exterior.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dudley, quien sí vota en las reuniones de este año, dijo que la Fed tomará en cuenta las condiciones financieras globales en sus decisiones, que lo importante a analizar es cuánto del desplome de los mercados está basado en el deterioro de los fundamentos económicos y cuánto es simplemente un cambio de tendencia, que podría ser pasajero.

Con información de Reuters

Ahora ve
Uber pagó 100,000 dólares a hackers para que destruyeran información robada
No te pierdas
×