El repunte de influenza desata ‘fiebre’ por medicamentos

La escasez del tratamiento justo cuando crece el número de casos desata nerviosismo entre pacientes; especialistas explican que esta alza no prevista ocurre por un desfase en el inicio de la...
Expertos recomiendan vacunarse para prevenir los contagios de influenza. (Foto: Cuartoscuro/Archivo)
influenza  Expertos recomiendan vacunarse para prevenir los contagios de influenza. ✓  (Foto: Cuartoscuro/Archivo)
  • A+A-
Por: José Roberto Cisneros Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tras intentar obtener el medicamento que necesitaba en un par de farmacias, Mariana no pudo más y regresó a la cama. Su madre le consiguió el Tamiflu —nombre comercial del oseltamivir, el tratamiento para la influenza—en una farmacia de cadena que le ofreció apartarle el producto.

“Le preguntábamos a la dependiente de la farmacia por qué no había (medicamento), y me dijo algo que se me quedó súper grabado: ‘Trajeron muchas dosis, pero estas últimas semanas se nos han vendido como chocolates. No hay’ (...) Mi mamá me contó que ahí con ella pidiendo Tamiflu había un señor con toda su familia enferma, que era como tres o cuatro personas, y otro que tenía a su esposa enferma de influenza”, relató a CNNExpansión.

Mariana es una de los cerca de 2,000 personas que han adquirido en la temporada esta enfermedad infecciosa cuyos principales síntomas son fiebre mayor a 38 grados, tos y dolor de cabeza, y que se puede complicar en casos de mujeres embarazadas, personas asmáticas, que viven con diabetes, inmunodeprimidos, fumadores y/o con obesidad.

Gente buscando este medicamento se hizo en las últimas semanas algo común para las farmacias del país, pese a que no se trata de la temporada en la que usualmente se da un ‘pico’ de casos de esta enfermedad, que en 2009 provocó una pandemia originada en México.

Fernando Sánchez, administrador de dos farmacias en la Ciudad de México, dice que en cada uno de los establecimientos a su cargo, entre dos y tres personas en promedio se acercan diariamente para solicitar el medicamento. Pero las existencias se han agotado, y ninguna de las distribuidoras lo está proveyendo, comentó. “No aparece en ningún lado”, dijo.

“(Los clientes) sí están un poco nerviosos”, aseguró, y añadió que algunos se manifiestan dispuestos a pagar hasta el doble del precio comercial del producto por obtenerlo.

El presidente de la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex), Antonio Pascual, afirmó que el desabasto que se registra desde hace dos semanas en todo el mercado se debe a un repunte no previsto de casos.

Pascual señaló que el fabricante del medicamento, laboratorios Roche, ha comprometido el reabastecimiento de Tamiflu, pero señaló que ha habido una situación de exclusión a la red de farmacias comunitarias (según la Anafarmex, 65% de las 30,000 farmacias en el país son Pymes), en favor de las grandes cadenas.

“En el caso de este medicamento, se sospecha, no lo puedo comprobar, que se ha privilegiado algunos mostradores. Con ello, se genera en el mercado acaparamiento y especulación, y que no se cumple con la necesidad que tienen los pacientes de tener en forma razonable el acceso a los medicamentos, y la carga al sector institucional va a ser muy grande en las próximas semanas”, abundó en entrevista.

El dirigente de la Anafarmex comparó la actual situación con la crisis de 2009, cuando también ocurrió un repunte no previsto debido a que se dio fuera de temporada, entre marzo y abril, “cuando se suponía que el virus ya no debía aparecer”.

El líder de las farmacias locales advirtió que el Tamiflu se oferta por internet hasta en 3,000 pesos, lo cual consideró “un riesgo para la salud” por posibles proveedores de dudosa identificación.

El sector público, en tanto, cuenta con un stock estratégico de cerca de 80,000 tratamientos, y el IMSS y el ISSSTE tienen su propia reserva.

El medicamento sólo se puede comprar con receta, y además su acceso se restringe exclusivamente a quienes se compruebe que efectivamente lo necesitan. Esto, para evitar un abuso de la sustancia que pueda generar resistencia, explicó la doctora Patricia Segura, del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratoria (INER) y académica del Tecnológico de Monterrey.

La experta añadió que se recorrió a inicios de año la temporada de contagios de esta enfermedad estacional, que normalmente ocurre entre octubre y noviembre, pero consideró que la incidencia de contagios “no está fuera de lo esperado”.

Al ocurrir después de la temporada vacacional, la enfermedad cayó en época de trabajo y escuela, y eso favorece los contagios, comentó Segura.

Ahora ve