Aquí viene la temporada de peores ganancias reportadas desde la Gran Recesión

Los bajos precios del petróleo y un dólar fortalecido contribuyen a que las empresas estadounidenses vean un panorama oscuro en sus ganancias reportadas para el primer trimestre de 2016.
Las empresas reportarán ganancias poco alentadoras durante los tres primeros meses del año, pronostican analistas.
Expectativas 'oscuras'  Las empresas reportarán ganancias poco alentadoras durante los tres primeros meses del año, pronostican analistas.  (Foto: CNNMoney)
NUEVA YORK (CNNMoney) -

La recesión en las ganancias de las corporaciones se va a poner más fea. Culpa de la baja en los precios del petróleo y un dólar fuerte.

Wall Street está dirigiéndose a una caída del 7.9% en cuanto a las ganancias de las compañías incluidas en el S&P 500 para el primer trimestre de 2016, a la espera de que comience la temporada de reportes de ganancias la próxima semana. Esto sería el declive más profundo en el rubro desde 2009, de acuerdo con S&P Global Market Intelligence.

El hecho es parte de una erosión en cuanto a ganancias de compañías estadounidenses, debido a la caída en los precios del crudo, una turbulencia en la moneda y un crecimiento global plano. S&P dijo que las ganancias están en vías de un declive por tercer trimestre consecutivo, la racha perdedora más prolongada desde la Gran Recesión.

Nada de esto es bueno para el mercado de acciones, que se ha elevado dramáticamente en los últimos dos meses, mientras se alivian los temores económicos.

“Esta temporada de ganancias tiene el potencial de no cumplir" con las expectativas, dijo Peter Kenny, un estratega independiente del mercado, en un reporte reciente.

La energía está en vías de su primera pérdida

La temporada de ganancias comienzan de manera no oficial la próxima semana cuando Alcoa, JPMorgan Chase y Citigroup reporten cifras del primer trimestre de 2016.

Pese a un alza reciente en los precios de las acciones, se estima que las ganancias del primer trimestre se cayeron 9.6% desde inicios del presente año. Este es el declive más grande desde 2009, de acuerdo con FactSet Research.

El precio barato del petróleo se debe en gran medida al sombrío pronóstico de ganancias. El sector de energía del S&P 500 está en camino de reportar una pérdida en su primer trimestre del año por primera vez desde que se comenzaron a registrar estas cifras en 1999.

Ten en mente que los estimados están basados en números que no son de GAAP, lo que significa que excluyen “todo lo malo” como los costos de reestructura. Sin embargo, esto significaría solo la segunda vez que cualquiera de los sectores del S&P 500 sufre una pérdida trimestral. ¿Cuándo fue la última vez? Durante la crisis financiera de 2009, cuando el sector financiero estaba derritiéndose.

El dólar causa grandes dolores de cabeza

Pero no solamente es el petróleo. Excluyendo el sector de energía, se espera que las ganancias del S&P 500 caigan 3.7% en el primer trimestre de 2016.

Ahí es donde se presenta el golpe de un dólar más fuerte. Una moneda estadounidense más valiosa hace que no solamente los productos vendidos en el extranjero sean más caros, sino que además erosiona las ganancias cuando se traducen en dólares.

Esto ayuda a entender por qué las compañías tecnológicas están en vías de caer 5.9% para sus ganancias del primer trimestre del año.

Las gigantes multinacionales como Coca-Cola y Boeing, que tienen la mayor parte de sus ventas en el extranjero, también reportarán un declive en sus ganancias.

De hecho, solo tres sectores en el S&P 500 están en vías de reportar un crecimiento: salud pública, telecomunicaciones y consumo discrecional, que se ha beneficiado de precios baratos de la gasolina y que los consumidores tienen más dinero para comprar y salir de viaje.

Los analistas quizás sean muy pesimistas

De hecho, es importante recordar que los directores ejecutivos tienen una larga historia de pronosticar ganancias ultra conservadoras que fácilmente pueden ser superadas, causando que sus acciones suban. El juego quizás se salió un poco de las manos en esta ocasión, dada la turbulencia del mercado que ocurrió a principios de este año.

Es fácil olvidar actualmente pero apenas a principios de año el Dow Jones estaba unos 2,000 puntos por debajo de lo que registró en 2015 y el Nasdaq estaba acercándose al mercado del oso.

“Los analistas se pusieron muy nerviosos. Creo que recortaron sus estimaciones mucho”, dijo Lindsey Bell, analista senior de S&P Global Market Intelligence.

Y no hay que olvidarse que los grandes dolores de cabeza del petróleo y el dólar ya no son tan temibles como antes. El petróleo se ha recuperado de un mínimo de 26.05 dólares por barril en febrero pasado a casi 40 dólares ahora. Y el dólar estadounidense ha estado en un modo de retirada gracias a la decisión de la Reserva Federal de pausar su plan de incrementar las tasas de interés.

Estas fuerzas cambiantes han provocado que algunos analistas piensen que la temporada de ganancias del primer trimestre quizás marquen un punto de inflexión.

“Estas caídas ya comenzaron a disminuir y están en camino de tener reversas potencialmente poderosas”, opinó Burt White, jefe de la oficina de inversiones de LPL Financial, en un reporte difundido recientemente.

Ahora ve
“El TLCAN es beneficioso para todos”, dice el presidente de Coparmex
No te pierdas
×