El escándalo de Odebrecht pegará al crecimiento de AL: Moody's

La cancelación de proyectos de infraestructura importantes en varios países de la región dañará la expansión a corto plazo de estas economías, indica la calificadora.
Odebrecht  El escándalo provocado por la constructora brasileña evidenció la debilidad institucional de América Latina.  (Foto: Reuters/Carlos Jasso)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Las revelaciones de corrupción vinculadas a la constructora brasileña Odebrecht traerán consecuencias negativas en el corto plazo para el crecimiento de varios países de América Latina, dijo la calificadora Moody’s en un análisis publicado este martes.

El escándalo evidenció una diseminación de la corrupción en la región, pero también tuvo efectos negativos en la expansión a corto plazo de algunos países por el aplazo o cancelación de proyectos de infraestructura importantes en Perú, Colombia y Panamá, señaló la calificadora.

En un reporte previo, Moody's había dicho que el escándalo retrasa importantes desarrollos de proyectos de energía e infraestructura en AL.

“Varias concesiones de infraestructura han sido interrumpidas y deberán ser relanzadas como resultado del escándalo de corrupción de Odebrecht. Resolver los obstáculos legales y administrativos de estos proyectos posiblemente demorará entre 12 y 24 meses”, dijo en esa publicación Adrián Garza, vicepresidente de Moody’s.

Con base en varios indicadores de gobernanza, la mayoría de los países latinoamericanos tiene una puntuación que se ubica en los rangos “Bajos” y “Muy Bajos” para control de la corrupción, indicó Moody’s.

Lee: El avance de las investigaciones en Latinoamérica sobre Odebrecht

Solamente Chile, Costa Rica y Uruguay tienen puntuaciones más cercanas al extremo superior de la escala.

Basado en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional, el país promedio de América Latina se ubicó en la posición 100 entre 176 países en 2016, lo que representó un deterioro de su clasificación en comparación con la posición 86 entre 163 países en 2006.

México se ubicó en el lugar 123 de este índice, 28 lugares debajo de su calificación del 2015.

Sin embargo, Moody’s señaló que la naturaleza de las revelaciones podría tener beneficios al impulsar reformas en el mediano plazo.

Lee: Desde República Dominicana se coordinaban los sobornos de Odebrecht

“La combinación de investigaciones de alto nivel sobre la corrupción con crecientes presiones sociales ha ofrecido a los gobiernos de la región la oportunidad de fortalecer sus medidas anticorrupción. Si se aplican eficazmente, estas decisiones deberían representar un beneficio para las instituciones y el perfil crediticio soberano de Latinoamérica en el largo plazo”, dijo el Assistant Vice President de Moody’s, Renzo Merino, en el análisis difundido este martes.

Ahora ve
Cientos exigen transparencia en el uso de recursos para los damnificados del 19S
No te pierdas
×