Fitch pone bajo la lupa la elección presidencial de México

La agencia advierte que los comicios rumbo a Los Pinos pueden tener diferentes implicaciones para la calificación del país que está en perspectiva negativa.
Fitch explicó que la llegada de un presidente nuevo puede impactar las perspectivas de reformas en México.
Elecciones  Fitch explicó que la llegada de un presidente nuevo puede impactar las perspectivas de reformas en México.  (Foto: Shutterstock: Niyazz)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Las elecciones presidenciales que se avecinan el próximo año en México y otros seis estados de América Latina están en la mira de Fitch pues podrían tener diferentes implicaciones en las calificaciones de esas naciones, en particular para los que su nota tiene perspectiva negativa, como es el caso de México.

"(Los comicios) serán particularmente importantes para las dinámicas de calificación en países con perspectiva de calificación negativa, como Chile, Brasil y México", advirtió Fitch en un reporte de la agencia.

Fitch explicó que la llegada de un presidente nuevo puede impactar las perspectivas de reformas en México y Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Paraguay y Venezuela.

"Podría tener diferentes implicaciones de calificación, al ser la consolidación fiscal un desafío clave a medida que los nuevos gobiernos enfrenten un crecimiento económico bajo e ingresos reducidos, especialmente de materias primas, lo cual dificultará contener las dinámicas de deuda adversas", indicó en el documento divulgado el martes pasado.

Una calificación soberana es una opinión que emiten agencias independientes sobre la calidad de la deuda de un país; es decir, qué capacidad tiene el emisor, en este caso México, de cumplir con sus obligaciones financieras. Los inversionistas consideran estas notas para tomar decisiones de inversión.

Para el caso de México, Fitch dijo que el entorno político estará influenciado por las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que inician en agosto.

A ello se suma el entorno de un crecimiento bajo de la economía y debilidades institucionales, detalló.

"Tales como la alta incidencia de crimen y la percepción de mayor corrupción han disminuido la popularidad del presidente Peña Nieto", destacó.

La nota soberada de Fitch para México es BBB+ pero el año pasado la colocó en perspectiva negativa lo que implica que pueda bajar.

La agencia precisó que un cambio relevante en las políticas del nuevo gobierno puede impactar la nota, pero, por el contrario, "las elecciones en sí mismas no impactarán directamente a las calificaciones".

"Un cambio significativo que se alejara de políticas de libre mercado podría pesar sobre los perfiles crediticios de Argentina, Brasil y México", puntualizó.

La pasada elección en el Estado de México estuvo en el foco del mercado pues se consideraba que si ganaba Morena fortalecería la candidatura presidencial de su dirigente, Andrés Manuel López Obrador, quien ha sido un crítico a las reformas estructurales impulsadas en este sexenio.

La preocupación por lo que ocurra en la arena política en México se ubicó como el tercer factor de riesgo que podría obstaculizar la expansión económica en los próximos seis meses, de acuerdo con la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado de mayo, divulgada este jueves.

"Fitch seguirá monitoreando la evolución de políticas y del desempeño económico después de las elecciones", indicó la calificadora.

Las otras grandes calificadoras, Moody's y Standard & Poors (S&P), también colocaron en perspectiva negativa la calificación soberana de México.


Moody’s ha sido la única agencia que nunca ha bajado la nota soberana de México, S&P ha recortado en dos ocasiones la nota del país y Fitch una sola vez.
Las notas de México en el tiempo  Moody’s ha sido la única agencia que nunca ha bajado la nota soberana de México, S&P ha recortado en dos ocasiones la nota del país y Fitch una sola vez.  (Foto: Expansión)


Los escenarios para los vecinos de continente:

Venezuela

"Un gobierno nuevo podría llevar a un cambio de políticas para eliminar las severas distorsiones económicas del país, pero la probabilidad de incumplimiento continúa siendo alta", dijo Fitch.

El país enfrenta una fuerte agitación política, en medio de una ola de protestas que piden la salida del presidente Nicolás Madurao y que se ha prolongado por dos meses, periodo en el que han muerto al menos 65 personas. Los disturbios están exacerbando los problemas del país que sufre una crónica escasez de alimentos y medicinas y una de las más altas tasas de inflación del mundo.

Brasil

Los escándalos de corrupción de su clase política incrementa la incertidumbre en ese país lo cual puede generar unas elecciones más disputadas.

"Se requerirá de un fuerte liderazgo político para lograr la aprobación de reformas que mejoren las perspectivas de crecimiento y las finanzas públicas".

Los escándalos de corrupción que ahora asedian al gobierno del presidente, Michel Temer, podrían retrasar la aprobación de reformas económicas cruciales en el Congreso, además de profundizar una división política que llevaría a comicios presidenciales potencialmente beligerantes, dijo Fitch.

Costa Rica y El Salvador

"Las elecciones también son importantes para ver si ayudarán a terminar con la paralización política que ha llevado a movimientos negativos en las calificaciones durante los últimos seis meses. Medidas de reforma fiscal siguen pendientes, con posibles implicaciones para las calificaciones de ambos países.

Además, el próximo gobierno de El Salvador probablemente heredará una economía débil".

La finalización del estancamiento político en Costa Rica o El Salvador, por otro lado, podría respaldar los perfiles crediticios de estos países, añadió.

Colombia

"Si bien la Perspectiva de calificación de Colombia es Estable, la consolidación fiscal será desafiada por el crecimiento económico bajo y la implementación del acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)".

Chile

"El entorno de bajo crecimiento económico y mayor déficit fiscal en Chile ha llevado a que su carga de endeudamiento se duplicara durante los últimos cinco años.

Las próximas administraciones de Chile y Colombia enfrentarán retos para lograr una consolidación fiscal, la cual será clave para sus trayectorias de calificación".

Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×