El precio del dinero en México está por ver otro incremento

Especialistas coinciden en que el Banco de México se verá obligado a elevar una vez más su tasa de interés referencial, dado que la inflación aún no llega a su nivel más alto.
Más presión  Analistas advierten que todavía falta ver los meses en que repuntará más la inflación.  (Foto: Reuters)
Carmen Luna
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El propio Banco de México (Banxico) reconoce que la inflación aún no ha visto lo peor. En este escenario, algunos economistas no descartan que el banco central vuelva a incrementar el precio del dinero en los próximos meses.

Banxico, encabezado por Agustín Carstens, elevó este jueves su tasa de interés referencial a 7% desde 6.75%, ante las presiones inflacionarias.

En su comunicado de política monetaria advirtió que los precios al consumidor seguirán a la alza. El banco central prevé que la inflación anual alcance su nivel máximo en los próximos meses y se ubique considerablemente por arriba del límite superior de su meta.

La meta de inflación de Banxico es de 3% +/- 1%, pero en la primera quincena de junio subió 6.30% anual, un máximo de ocho años, debido a la depreciación que acumuló el peso frente al dólar en 2016 y a la liberalización de los precios de la gasolina a inicios de enero.

Lee: Carstens, de leyenda de Chicago a banquero central del mundo

“Todavía falta ver los meses en que repuntará más la inflación. No descartamos que quizá en agosto o septiembre la inflación llegue a 6.50% y con ello Banxico actúe de nueva cuenta con un alza de tasas”, dijo a Expansión el subdirector de Análisis Económico de CI Banco, James Salazar, quien no descarta por lo menos otro aumento de la tasa para llevarla a 7.25%.

Además, la inflación subyacente, mejor conocida como estructural, ya que elimina los precios de las mercancías más volátiles, sigue a la alza. En junio subió 4.82% anual, también un máximo desde 2009.

Banxico indica que entre los factores para el alza de los precios al consumidor persisten los riesgos de que se dé una reversión en la recuperación que recientemente ha registrado el peso mexicano, que en el año gana 14.33% frente al dólar.

“Mientras la inflación subyacente no dé señales firmes de una tendencia clara a la baja, no hay razón para declarar el fin del ciclo de manera anticipada. Basado en la realidad inflacionaria a junio es prematuro anticipar el final del ciclo alcista de tasas”, comentó el director general de Moody’s Analytics para América Latina, Alfredo Coutiño.

Aunado a esto, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) también es otro factor de presión para Banxico. El consenso del mercado espera que la Fed eleve su tasa de interés en por lo menos una ocasión más en lo que resta del año.

Recomendamos: Así sortean los mexicanos la inflación

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Un aumento en la tasa de la Fed, el banco central más poderoso del mundo, vuelve más atractivos a los activos estadounidenses frente a los de mayor riesgo como el peso mexicano.

Banco de México parece cómodo con el nivel de 7.0% pero no se atreve a anunciar el fin del ciclo de alza y mantiene la puerta abierta para un alza más en agosto, indica en un reporte Finamex Casa de Bolsa. La próxima reunión de política monetaria de Banxico, será el próximo 10 de agosto.

Ahora ve
Xperia Touch es el dispositivo que convierte una superficie en pantalla táctil
No te pierdas
×