La crisis del diésel amenaza con dañar la economía alemana

Dada la relevancia de la industria automotriz para Alemania, el gobierno la incluyó entre los riesgos que podrían afectar el crecimiento en medio de escándalos de trampas en motores de diésel.
Motor económico  La industria automotriz es el mayor sector industrial de Alemania e integra la mayoría de las exportaciones germanas.  (Foto: Shutterstock/gopixa)
LONDRES (CNNMoney) -

La crisis por los sucios motores de diésel podría dañar la economía alemana. El gobierno alemán dijo el lunes que, si bien era imposible cuantificar las posibles consecuencias en esta etapa, el riesgo al crecimiento futuro no puede ser ignorado.

En su reporte mensual de agosto, el ministerio de finanzas agregó la “crisis del diésel” a una lista de amenazas económicas que incluye las consecuencias potenciales de las negociaciones del brexit en Europa con el Reino Unido y la postura proteccionista del presidente Trump sobre el comercio.

"Los riesgos continúan con respecto al brexit y las futuras políticas comerciales de Estados Unidos. Además, la llamada crisis del diésel deberá ser clasificada como un nuevo riesgo, a pesar de que sus efectos no puedan estimarse en el presente”, dijo.

Alemania es la potencia económica de Europa, y está creciendo robustamente. Pero el escándalo está llegando a ebullición en un momento políticamente sensible: la canciller Angela Merkel busca un cuarto periodo en el puesto en las elecciones del 24 de septiembre.

El ministro de finanzas dijo que la información y las encuestas sugieren que la economía está enfilada para otro buen trimestre en el periodo junio a septiembre.

"Sin embargo, el posible impacto de la crisis de la economía alemana no puede ser cuantificado en el presente. Dada la importancia de la industria automotriz, (la crisis) debe ser clasificada como un riesgo medio para el desarrollo en general de la economía”, añadió.

Lee: Los coches diésel, los nuevos villanos en Europa

La industria automotriz es el mayor sector industrial de Alemania. Es la mayor exportación de Alemania y apoya 800,000 empleos. Y su reputación es central para la marca “Hecho en Alemania”, que promete calidad y confianza.

El escándalo del diésel explotó hace casi dos años cuando Volkswagen admitió hacer trampa sobre sus emisiones al manipular software para que los motores de diésel pudieran tener resultados más limpios en las pruebas que bajo condiciones normales de manejo.

Desde entonces, más fabricantes automotrices, incluyendo otras firmas alemanas, han sido investigados por intentar hacer lo mismo.

La presión sobre la industria ha aumentado en las semanas recientes después de que los funcionarios antimonopolios europeos dijeron que investigaban acusaciones de que la industria automotriz alemana había operado un cartel ilegal por años.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Algunas ciudades y pueblos alemanes también han amenazado con prohibir los autos de diésel en general, preocupados por los altos niveles de contaminación.

Tras una reunión de emergencia entre altos políticos y ejecutivos el mes pasado, la industria automotriz alemana acordó modificar más de 5 millones de autos diésel para reducir emisiones.

Ahora ve
Un voluntario cuenta lo que pasó por su mente tras el sismo en México
No te pierdas
×