Estados Unidos y Canadá (ahora) pelean por el vino

El gobierno de Trump acusa a su vecino y socio comercial de imponer restricciones injustas a la venta de vino extranjero.
Pleito  La disputa por el vino se suma al choque comercial entre los gobiernos de Justin Trudeau (izq) y Donald Trump (der) en temas como la madera, los aviones y los lácteos.  (Foto: Getty Images/Alex Wong)
Daniel Shane
HONG KONG (CNNMoney) -

La administración Trump está peleando nuevamente con Canadá, esta vez por el vino. Las tensiones comerciales entre los vecinos de Norteamérica han escalado en los meses recientes, con disputas por aviones, madera y lácteos. El presidente Trump, mientras tanto, ha puesto en duda el futuro del TLCAN, el tratado de libre comercio que vincula a los dos países con México.

En un documento presentado en la Organización Mundial del Comercio, hecho público el lunes, Estados Unidos acusa a Canadá de restricciones injustas a la venta de vino extranjero en British Columbia, la provincia más occidental de Canadá y gran productora de vino.

Bajo las reglas introducidas apenas hace dos años, los únicos vendedores de vino en British Columbia que se pueden vender en las tiendas normales son aquellos producidos en la provincia. Los vinos importados deben venderse en una “tienda dentro de una tienda” especial.

Lee: Justin Trudeau visitará México el 12 y 13 de octubre

La queja de Estados Unidos argumenta que la norma discrimina en contra de los vinos extranjeros al darle “acceso exclusivo” a los vinos locales a los anaqueles, dice la queja, añadiendo que “discriminan en su cara contra el vino importado”.

Canadá en general es un mercado mayor para el vino estadounidense. Las cifras del Instituto del Vino Estadounidense muestran que Canadá representa el segundo lugar detrás de la Unión Europea, adquiriendo 431 millones de dólares en vino estadounidense el año pasado.

Lee: EU y Canadá arremeten contra México en la tercera ronda del TLCAN

Bryan Mercurio, un experto de la OMC en la escuela de leyes de la Universidad China de Hong Kong dijo que el asunto del vino era “un fruto en las ramas bajas” para la administración Trump entre las fricciones comerciales con Canadá.

"Es una violación bastante clara” de las reglas de la OMC que dice que una vez que los bienes se encuentran dentro de un país, se supone que deben ser tratados de igual modo, dijo. "En términos de la ley, Estados Unidos tiene una gran posibilidad de éxito”.

El departamento de asuntos internacionales de Canadá no respondió inmediatamente a la petición de comentarios fuera de su horario de oficina.

La queja al OMC es casi idéntica a la presentada a mediados de enero durante los días finales de la administración de Obama. La administración Trump no le había dado seguimiento. Las únicas diferencias entre ellas son los cambios para reflejar nuevas normativas canadienses.

Bajo las guías de la OMC, ambas partes tienen 60 días de consultoría para encontrar una solución fuera de la corte una vez que se presenta una queja.

La decisión llega en un momento en el que Canadá, Estados Unidos y México están renegociando el TLCAN, que Trump ha amenazado repetidamente con terminar.

Gregory Shaffer, profesor de la Escuela de Leyes Irvine UC, dijo que la queja por el vino era parte de los esfuerzos de Estados Unidos por “presionar a Canadá” en esas pláticas.

Los dos países también han chocado por el fabricante de aviones canadiense Bombardier. El departamento de comercio de Estados Unidos recomendó enormes tarifas la semana pasada sobre el más reciente avión de la compañía, respaldando una queja presentada por Boeing.


Canadá en general es un mercado mayor para el vino estadounidense.
Round  Canadá en general es un mercado mayor para el vino estadounidense.  (Foto: CNNMoney)


A principios de este año, Estados Unidos golpeó a Canadá con altos aranceles a sus exportaciones de madera. Al menos dos disputas más están en vigor: Trump quiere que Canadá abra su mercado a los productos lácteos y una disputa ha surgido sobre el papel de pulpa de madera, que se usa en la producción de periódicos y revistas.

El gobierno canadiense ha expresado su voluntad de pelear. Por ejemplo, recientemente advirtió que podría eliminar un acuerdo de 5,200 millones de dólares para adquirir 18 aviones de combate de la empresa estadounidense Boeing.

"No negociaremos con una empresa que está ocupada intentando demandarnos y poner a nuestros trabajadores del espacio aéreo sin empleo”, dijo el primer ministro canadiense Justin Trudeau el mes pasado.

Canadá fue el segundo socio comercial más grande de Estados Unidos detrás de China el año pasado, adquiriendo 320 mil millones de dólares en exportaciones estadounidenses.

Punto por punto, esto es el TLCAN
Ahora ve
Independentistas catalanes se preparan ante el anuncio de Mariano Rajoy
No te pierdas
×