A un mes del 19-S hay mucho dinero, pero poca transparencia

Hasta ahora no existe suficiente transparencia sobre la procedencia y el destino de los recursos anunciados para resarcir los daños de los temblores.
Cientos exigen transparencia en el uso de recursos para los damnificados del 19S
Dainzú Patiño /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El temblor del 19 de septiembre en México llegó acompañado de un torrente de dinero público y privado para ayudar, del cual no se tiene toda la información.

Poco se sabe porque no existen instrumentos o plataformas que brinden información integral y a detalle sobre los daños y los recursos para resarcirlos, explicó Javier Garduño, coordinador del área de Presupuesto y Políticas Públicas de Fundar, Centro de Análisis e Investigación que participa en Epicentro, una figura de la sociedad civil que da seguimiento al destino de los recursos para la reconstrucción.

Lee: Paso a paso, esta es la ruta de los fondos públicos para la reconstrucción

Una recopilación de datos realizada por este medio al cierre del 2 de octubre, informó que la bolsa de dinero para atender emergencias y daños por los sismos del 7, 19 y 21 de septiembre podía superar los 39,424 millones de pesos (mdp) para 2017 y 2018 por recursos públicos y privados.

Hoy, se han sumado otras fuentes de recursos recién anunciadas como la deuda pública que emitirán Oaxaca, Chiapas y Ciudad de México para la reconstrucción el próximo año, el incremento de los recursos que se aprobó recientemente en la Ley de Ingresos 2018 con el mismo fin, donaciones de privados a Fundación Slim, Citibanamex y al Fideicomiso Fuerza México que totalizan 53,637 mdp.

Recursos extras después del 2 de octubre

 Recursos públicos  Millones de pesos
 Deuda Chiapas  995
 Deuda Oaxaca  1,200
 Deuda CDMX 2018  5,500
Ingresos extras a Ley de Ingresos 2018, por ajustes de diputados  43,291
 Recursos privados  
 Fundación Slim  2,373.80
 Citibanamex  90
 Fideicomiso Fuerza México  187
 TOTAL EXTRA  53,637

Si estos recursos se suman al cálculo previo de la bolsa, el total entre dinero público y privado es de 93,061 mdp, cuando el costo para la reconstrucción actualizado es de 48,000 mdp, informó el presidente Enrique Peña Nieto, en una reunión con medios de comunicación el martes pasado.

El gobierno federal cuenta con 27,000 mdp para los gastos por reconstrucción, y “falta ver cuánto pondrán los gobiernos locales”, comentó José Antonio Meade, secretario de Hacienda, en la misma reunión celebrada en Los Pinos.

Expansión solicitó el desglose de estos 27,000 mdp a esa dependencia, y reportó un total estimado de 21,910 mdp, por fondos del fideicomiso Fonden (8,443mdp); los recursos contemplados en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 (6,644 mdp); y bono catastrófico del Banco Mundial (2,823 mdp).

Sin detalle

Hay información, pero es general, sin detalles sobre su uso o su procedencia, ni un seguimiento sobre su uso.

Tampoco hay publicación de facturas para comprobar en qué se está gastando, compartió Javier Garduño, de Fundar.

En el sitio de Transparencia Presupuestaria de Hacienda, hay un apartado denominado Fuerza México, habla de montos destinados a las entidades afectadas, pero el origen y destino de estos no es claro, no es información que pueda entender el común de la población y no es actualizada constantemente, explicó Garduño.

Esto lo sabe el experto, porque como parte del trabajo en Epicentro está mapeando sitios de fundaciones, fideicomisos y de la administración pública para determinar quién sí y quién no está brindando información.

La situación es distinta con los recursos del sector privado que han llegado al Fideicomiso Fuerza México, el cual fue abierto por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), a través del apoyo de Nacional Financiera (Nafin). En este caso, existen informes que se actualizan y hay cortes diarios de los ingresos acumulados.

"No sabemos en qué se están gastando, porque no se ha determinado en qué proyectos se destinarán”, contó Garduño.

Lo deseable

Tener un apartado especial por los sismos en el sitio de Compranet, ayudaría porque se verían detalles de lo adquirido y contratado por el sector público.

En general esta información se da a conocer por contratos y no por proyectos, lo que complica el seguimiento de los recursos, cuenta Mariana Campos, coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, un centro de análisis que también participa en Epicentro,

Campos explicó que cuando surgen desastres naturales se dan condiciones propicias para hacer adjudicaciones directas para la construcción, no se dan a conocer padrones de proveedores para comprobar que cumplen con requisitos legales, se duplican el destino de recursos para proyectos, incluso hay atrasas en el envío de recursos por los fondos federales a las entidades afectadas.

No obstante, el trabajo de la sociedad a favor del seguimiento a los recursos públicos y privados para restaurar los daños por los temblores continúa. Cuando se anunció la creación de plataforma Epicentro, el 2 de octubre, eran 30 organizaciones de la sociedad las que participaban. “Hoy son 60”, detalla Garduño.

“Uno de los temas que estamos trabajando, y para lo cual haremos un pronunciamiento, es que se renuncie al secreto bancario y fiduciario, para tener la información de los fondos públicos y privados que operan a través de fideicomisos”, dijo el especialista de Fundar.

19 datos de los sismos que sacudieron territorio mexicano en septiembre
Ahora ve
Las preocupaciones que llevan a los hondureños a las urnas este domingo
No te pierdas
×