Peña Nieto descarta subir impuestos tras los sismos

El presidente de México aseguró que buscará mantener sin cambios la carga tributaria a los contribuyentes en 2018, y agregó que la estabilidad fiscal no corre riesgo.
Optimista.  El presidente dijo que la estabilidad fiscal no corre riesgo.  (Foto: Shutterstock)
Dainzú Patiño /
SAN LUIS POTOSÍ (Expansión) -

México mantendrá su estabilidad fiscal pese al daño económico generado por los sismos de septiembre, estimado en 48,000 millones de pesos (mdp), aseguró el presidente Enrique Peña Nieto, al participar en la Cumbre de Negocios 2017 que se celebra desde el domingo en San Luis Potosí.

“Con el poder legislativo, buscaremos adecuar el Presupuesto de Egresos de la Federación para el siguiente año, manteniendo el compromiso de la estabilidad fiscal que establecimos en 2013”, dijo ante una audiencia formada sobre todo por empresarios.

Lee: A un mes del 19-S, hay mucho dinero pero poca transparencia

Ese compromiso del actual gobierno en materia fiscal consiste en no incrementar los impuestos hasta noviembre de 2018, según refiere el Acuerdo de Certidumbre Tributaria.

Apenas la semana pasada, la Cámara de Diputados aprobó cambios en las perspectivas para el precio del barril de la mezcla de petróleo mexicana, que se espera que suba, y en el tipo de cambio en la Ley de Ingresos, por los que se prevé generar 43,000 mdp más a lo que originalmente propuso el ejecutivo.

Estos ingresos extra, según el gobierno, también se lograrán con una mayor eficiencia recaudatoria.

Ante estos cambios se tendrán que hacer adecuaciones para el presupuesto público 2018, el cual deberá ser aprobado antes del 15 de noviembre.

Fondo de desastres

Ante empresarios mexicanos y extranjeros, Peña Nieto destacó que, para resarcir los daños por los sismos, se utilizarán recursos del Fondo de Desastres Naturales, los cuales se complementarán con el dinero que el sector privado recaudó a través de donaciones de la sociedad civil.

En cuanto al destino de los recursos de las donaciones, Peña explicó que el gobierno federal orientará al sector privado, pero aclaró que “corresponde al sector privado, y su propia administración, la aplicación de estos recursos”.

El manejo de los recursos públicos para resarcir los daños se hará siguiendo la Ley de Transparencia, comentó el presidente. Sin embargo hasta la fecha, no hay un instrumento que permita seguir la ruta de estos recursos.

De acuerdo con datos de presidencia, los sismos del 7, 19 y 21 de septiembre dejaron 471 personas fallecidas, 180,000 viviendas y 16,000 escuelas dañadas, y 18,000 edificios y monumentos afectados.

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×