México planea probar productos chinos

Los textileros piden al gobierno verificar que las importaciones de ropa no dañen la salud; los industriales temen que China no destruya los productos contaminados y éstos entren al país.
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

México podría verse afectado por la entrada de diversos productos chinos contaminados con sustancias que sean dañinas para la salud, por lo que los industriales textileros pidieron al Gobierno se les permita realizar pruebas a textiles y prendas de vestir para verificar que cumplan con las normas de salubridad.

“Nosotros queremos proponer (…) que empecemos a hacer algunas pruebas a las telas que se están importando y a los productos terminados para cerciorarnos que no tienen cantidades tóxicas de productos que hagan daño a la salud”, advirtió en entrevista el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), Rafael Zaga.

Agregó que también pedirán a las autoridades cerciorarse de que los textiles y prendas de vestir que ingresen al país cumplan con las normas de salubridad.

Zaga afirmó que si la preocupación por los productos chinos es una preocupación legítima de la sociedad habría que ponerse de acuerdo con las autoridades como la Secretaría de Economía, la Administración General de Aduanas y la Secretaría de Salud para proteger el bienestar de la población.

El líder de los textileros indicó que tienen previsto negociar con Aduanas para que incluso las pruebas puedan realizarse en los puntos de ingreso de las mercancías al país.

México realizó, al cierre del año pasado, el 51% de sus compras en el exterior a Estados Unidos, y su segundo proveedor con un 9% fue China, según datos de la Secretaría de Economía.

En los últimos meses diversos productos hechos en China han presentado contaminación dañina para la salud, como fue el caso del alimento envenenado para mascotas; la pasta de dientes con anticongelante, los juguetes de Mattel y baberos con plomo

Zaga alertó que muchos de estos productos que ya se han detectado como dañinos para la salud podrían no ser destruidos y en cambio sí vendidos en algunos mercados.

“Si no hacemos algo, los productos que van a dejar de recibir en otras partes del mundo nos van a llegar aquí”, dijo el directivo.

La industria textil mexicana ha perdido en la última década 400,000 plazas de trabajo debido a las importaciones ilegales de textiles chinos que entran al país, las cuales, estimó Zaga, ascenderían al equivalente a 10,000 millones de dólares anuales.

El mercado del vestido enfrente problemas similares, de acuerdo con el presidente de la Canaintex, cerca del 64% del mercado nacional de ropa es ilegal.

Según datos de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CNIV), al cierre de abril se importaron prendas por un valor de 563 millones de dólares, 22% más que el mismo mes del año previo. El 44% de estas compras al exterior se hicieron en países asiáticos.

No hubo nadie disponible en la Embajada China de inmediato para comentar sobre la propuesta de la industria textil.

Ahora ve
No te pierdas