Trabajo de pelos: estilista de mascotas

Isaac Guadarrama debe atender a la mascota y satisfacer los gustos de los exigentes dueños; el corte de pelo del animal ronda entre los 80 y 180 pesos, dependiendo de la zona.
Isaac lleva 5 años dedicándose a la belleza de las mascotas.  (Foto: )
Juliana Fregoso
Excélsior (Ciudad de México) -

De ese día recuerda una cosa: un par de ojos negros mirándolo fijamente, empezó a sudar cuando vio esos ojos que se complementaban con un ser corpulento de aproximadamente 85 kilos de peso. A Isaac, de menos de 50 kilos de peso, lo esperaba una dura misión: bañar y peinar a este inmenso rotweiller americano.

Al principio el perro opuso resistencia, “sentía que me comía la cara, me impresionó porque tenía cara de fiera”, pero como estilista de mascotas, Isaac Alejandro Guadarrama logró que su cliente saliera limpio y bien peinado.

El trabajo de estilista de mascotas no sólo se refiere a la parte estética, todos los días tienen una aventura diferente porque muchas veces también se requiere que prepare a un animal para alguna cirugía y limpiar heridas; tampoco se limita a los perros, pues hay razas de gatos, como los persas o de angora, que también requieren cepillado continuo y cortes de pelo “tipo león”.

También se necesita imaginación para satisfacer los gustos de sus exigentes dueños, quienes pueden pedir desde cortes tipo french poodle, en perros que no lo son, hasta un estilo tipo mohicano.

“A veces hay que cortar las uñas, algo que la gente no sabe es que hay que exprimirles la glándula de sus patitas constantemente a los perros, porque si no se les va acumulando suciedad y se hacen abscesos, también hay que recomendar a veces cómo asear al animal en casa, por ejemplo el xoloitzcuintle necesita un shampoo especial para piel reseca”, detalla.

Las aves también van a la estética, especies como los halcones necesitan de vez en cuando un cambio de plumaje y es al estilista a quien le toca esta ardua labor.  

Comienza la aventura

El primer contacto de Isaac con los animales fue a los nueve años, cuando empezó a trabajar con su prima que era veterinaria, ahora a los 22, cumple cinco dedicándose a la belleza de mascotas, oficio que lo ha ayudado a ser un personaje conocido para el mejor amigo del hombre, pues en la calle, lo saludan muchos de los perros que son sus clientes.

“Me quedé sin trabajo, necesitaba una fuente de ingresos y un amigo veterinario me invitó a que trabajara con él para ayudarlo los fines de semana. Me gustó porque los animales son muy agradables, de todo tipo, desde gatos hasta halcones, siempre me gustaron mucho los animales ”, recuerda.

Aunque muchos piensen que su trabajo es fácil, todos los días enfrenta el temor de que alguno de los animales se mueva mientras le hace algún trabajo y esto le pueda provocar cortaduras o lesiones a cualquiera de los dos.

“Una vez me pasó que le hice una cortada a un perro, afortunadamente con el dueño no hubo problema, pero de todos modos al animal le duele, como usas máquinas para hacer el corte de pelo pues el ruido, que es como el de las máquinas de dentistas, a veces los pone nerviosos, aparte muchos tampoco están acostumbrados al agua”, explica.

Diariamente Isaac atiende a un promedio de 15 animales, para aprender los gajes del oficio siguió un curso de 15 días en un hospital veterinario, por ser una ocupación que aún está cobrando auge, apenas empiezan a surgir escuelas que imparten cursos sobre estética animal.

¿Cuánto cuesta?

La paga depende de la zona, pues en colonias como La Condesa, Polanco y otras con alta concentración de extranjeros se puede cobrar hasta 50 pesos más por un trabajo que en aquellas donde no existe tanta atención por el cuidado del animal.

Dependiendo de la zona, el corte de pelo de una mascota ronda entre los 80 y 180 pesos y según el número de clientes que atienda al día dependerán sus ingresos; sin embargo, Isaac advierte que quienes se quieran dedicar a esto necesitan gusto y paciencia, porque un solo animal puede requerir de hasta cinco horas de atención. 

 

Ahora ve
No te pierdas