Liverpool para comprar... y estudiar

La cadena departamental abrió la ULV, una universidad virtual que ya cuenta con 1,500 alumnos; la idea es formar profesionistas con el perfil que requiere la empresa, que ya ha visto resulta
Liverpool busca desarrollar profesionistas con el perfil que  (Foto: )
María Martínez

“Una mejor oportunidad, nunca”, pensó José Antonio Méndez hace seis años cuando se enteró de que la empresa de tiendas departamentales para la que trabaja crearía la Universidad Virtual Liverpool (UVL). Hoy, Méndez estudia una maestría en Finanzas y ya completó otros diplomados que le permitieron –como a 1,500 alumnos de la UVL, que imparte de bachillerato hasta maestrías, validadas por la SEP– escalar en el organigrama del corporativo.

Desde hace 72 meses, Liverpool invierte en capacitación unos 10 millones de dólares al año, con la idea de desarrollar profesionistas y técnicos con un perfil ad hoc para su tienda departamental.

La empresa ya vio resultados. Además de tener empleados con mejor calificación en ventas, el retorno de la inversión se refleja en la menor rotación de personal, la eliminación de viáticos para capacitación, “pero, sobre todo, en soportar los planes de crecimiento de 10% anualmente de la empresa”, asegura Alejandro Mora Gaytán, director de Recursos Humanos de Liverpool.

La UVL fue concebida para desarrollarse en tres etapas, la primera sólo para empleados; en la segunda se incorporó a sus familiares; y la tercera, que iniciará en enero de 2008, se abrirá a clientes externos, como Cinépolis, y “a todo aquel que quiera participar”, dice Mora.

Para Liverpool, la UVL es estratégica. La firma abrirá de cinco a ocho tiendas por año, que requerirán unas 400 personas cada una. Aunque en el mercado hay exceso de mano de obra, “no todos cumplen con el perfil que necesita la organización; un caso concreto son los optometristas, área en la que nos tardamos más para el reclutamiento de personal”, explica Mora.

Según Manpower, 41% de los empleadores mexicanos tienen dificultades para cubrir vacantes profesionales permanentes por la falta de talento, y eso incide en que este año paguen 25% más salario que el año pasado a sus profesionales.

Marcelo Natalini, director general del Grupo Conocimiento y Dirección, advierte que para que México sea competitivo no basta con hacer reformas laborales que eliminen costos a las empresas, “se necesita una fuerte inversión en educación para desarrollar un proyecto de país”.

Matricularse en la UVL no tiene costo para los trabajadores, pero al abrir al público su universidad contemplan cubrir sus costos de recuperación. Aun así, dicen, “no será comparable con ningún otro modelo de universidad”.

Ahora ve
No te pierdas