El mexicano que revolucionó el USB

Una empresa de artículos promocionales que buscaba innovar en su ramo inventó una nueva tecnolo de la mano de un USB y un sistema operativo, surgió el PB3, que factura 136 mdp anualmente.
"El PB3 es un instrumento que se puede comercializar a gran  (Foto: )
Cinthya Bibián

El abuelo de Juan José Beltrán fundó Cerámica Muñoz, la empresa pionera en fabricación de cerámica en México y una de las primeras en quebrar cuando llegó la competencia china. Hoy, años después, su nieto logró que los chinos no sean sus enemigos, sino sus aliados. Y todo gracias a un ‘accidente’.

Hace unos años, Juan José, graduado en mercadotecnia, creó Promobel, una firma de artículos promocionales. En busca de innovar sus servicios pensó en inventar un dispositivo de almacenamiento de información USB, que al abrir archivos en una computadora desplegara la marca de su cliente. Lo que halló fue una fórmula para revolucionar los USB y dar un giro a su negocio.

De la mano de un programador de 26 años, crearon el PB3, un dispositivo con dos unidades de disco y un sistema operativo que permite guardar programas y ejecutarlos sin necesidad de instalarlos en una computadora.

Para producirlos, Beltrán viajó a China para asociarse con Engpure Technology, una empresa con capacidad para producir 10,000 unidades USB, MP3 y MP4, ahora la tercera parte de esa capacidad se dedica al PB3.

“Estamos entrando al mercado mexicano con distribuidores como Telmex, Wal-Mart y Radio Shack y la capacidad resulta insuficiente por lo cual necesitamos construir una nueva planta en México, pero se está volviendo complicado”, señala Beltrán.

Pese a que el PB3 es una tecnología única (la competencia son dos sistemas similares sólo disponibles por internet), le ha sido más fácil crecer en el extranjero. “Logramos expandirnos en Europa más fácilmente que en México, ya que es muy complicado por la falta de financiamiento”, comenta el presidente y director general de Promobel, que registra ventas anuales por 136 mdp y requiere de 7 mdd para abrir una planta en México que daría empleo a 125 personas, la mayoría mujeres.

“El PB3 es un instrumento que se puede comercializar a gran escala ya que tendrá un precio de entre 300 y 400 pesos según su capacidad”, explica.

Entre los planes de Promobel está comercializar computadoras a bajo precio, pues argumenta que “en México, no se puede importar tecnología que no se produce localmente, pero toda la gente debería tener acceso a ella”.

Ahora ve
No te pierdas