El maestro del genoma

Gerardo Jiménez, un mexicano de 42 años, es director de la Comisión de Biotecnología de la OCDE este científico es además director fundador del Instituto Nacional de Medicina Genómica.
Gerardo Jiménez es director de la Comisión de Biotecnología
Fernando Briseño

La historia de Gerardo Jiménez es la de un curioso por el conocimiento de los mecanismos moleculares de la enfermedad y cómo llevarlos al mercado. Se puede decir que lo trae en la sangre. Sus padres son investigadores eméritos en bioquímica y en ciencias agrícolas. Y desde la preparatoria, en el CUM, mostraba pasión por la investigación.

Años después, Jiménez es director de la comisión de biotecnología de la OCDE, donde se establecen las prioridades de investigación y se comparten los últimos avances en esta rama de la ciencia. También es director fundador del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen). Estuvo a cargo del área médica del proyecto del genoma humano y es profesor en la UNAM y el IPADE, instituciones que lo tuvieron como alumno.

“La economía mundial se apoya cada vez más en la biotecnología, la genómica, la proteómica (ciencia que relaciona las proteínas con sus genes)”, sostiene y va más allá: “Para realmente tener un impacto en la salud, necesitamos que el conocimiento genético se traduzca en bienes y servicios”.

Los grandes negocios en el mundo se basan en el conocimiento. “En 2000, empresas como L’Oréal, Nestlé y Campbell’s se metieron a la genómica, para saber cuál producto le viene mejor a cada cliente, si necesita más hierro, el tipo de cabello, o la capacidad de distinguir entre sabores”. Y ahí es donde la labor del Inmegen es crucial para desarrollar este sector en México.

Su pronóstico es que en cinco o 10 años, “se generarán las primeras empresas con base en medicina genómica en México y veremos en el mercado productos con base en los genes de los mexicanos”.

Ahora ve
No te pierdas